A remojo

2

Creo que si algo tienen claro todos los lectores de avería es que soy un absoluto apasionado del arte. No soy calculador ni frío al menos en cuestiones artísticas porque considero a la literatura, la música, el cine o la pintura como actividades sagradas. Pienso por ello que hay que intentar dar lo mejor de nosotros mismos cuando las abordamos. Hablar de libros, discos, deporte no puede, no debe ser nunca una actividad rutinaria. Es un absoluto privilegio. Algo maravilloso. Un motivo de alegría. Algo que da sentido al menos a mi vida. Me hace agradecer diariamente estar vivo. Motivo por el que esta morada es más una fiesta artística que un rincón crítico y así lo seguirá siendo hasta su conclusión que, confío, coincida con la fecha lejana de mi muerte.

En avería intento dar siempre lo mejor de mí y, si no puedo hacerlo, prefiero no escribir. Digo esto porque, por diversas razones, no volaré de nuevo sobre esta deliciosa alfombra mágica hasta los primeros días de septiembre. Necesito este descanso para que, cuando vuelva a emprender de nuevo el viaje, pueda hacerlo con todas las fuerzas y energías necesarias. Avería, repito, no es un trabajo, es una pasión. Pero incluso de los más grandes amores debemos descansar de tanto en tanto. Pido por tanto comprensión a todos esos lectores cuyas visitan dan sentido a mi esfuerzo. Teniendo en cuenta la inmensa crisis social y económica que nos viene, es necesario reposar para estar a la altura de las circunstancias y, sin esta breve pausa, no creo ser capaz de hacerlo.

En fin. Lo dicho. Que los pollos estarán en remojo durante unos días. Pero que, muy pronto, volveré a frotar de nuevo la lámpara maravillosa y ponerme en marcha. Mientras ese momento llega, sólo se me ocurre animaros a ser más libres, más reflexivos, más insumisos y más rebeldes cada día. No hay dicha sin lucha ni conciencia ni felicidad sin aventura y riesgo. Shalam

ليس للأرواح المبتذلة وجهة

Los espíritus vulgares no tienen destino

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1-2-3imagen…….alejandro, esto si que es pop, cojonudo y largo……deseo que los pollos en esa postura y en ese barreño se conviertan en lana turner (1921-1995) guapisima con los pelos amarillos (jajaj)……..tambien don lope camino a su casa con viridina los sacaria del agua diciendo: “pobrecitos se iban a ahogar”…….homenajes de dos en dos)………..

    • Me parece buenísima la imagen de don Lope y Virdiana. Sin dudas, una de las mejores: “pobrecitos se iban a ahogar”.

Deja un deseo