Comic-art

2

Soy un compulsivo lector de revistas y páginas webs. Generalmente, no hago mención a estas últimas. Por más que soy un seguidor de varias de ellas que, en algún momento, seguro que citaré por algún motivo u otro. He descubierto por cierto recientemente una de la que no salgo. Cada día necesito mi correspondiente ración de artículos. Me refiero a http://www.cualia.es.

Hay en ella centenares de amenos y lúcidos análisis entre los que últimamente he buceado en los realizados por Manuel Rodríguez Yague. Más concretamente, en los textos que dedica a Los 4 Fantásticos de Stan Lee y Jack Kirby. Cómic del que hace un repaso realmente extraordinario. Juro que no miento cuando digo que he pensado en cortar y pegar todos sus artículos e imprimirlos y encuadernarlos como si se tratara de un libro. Estoy disfrutando casi más leyendo sus disertaciones, reflexiones y pinceladas sobre los orígenes de la familia Richards que de las clásicas aventuras a las que se refiere. Allí me entero hoy de una deliciosa anécdota que desconocía. Según parece, durante un tiempo, influenciado por Roy Lichtenstein y demás iconos pictóricos, el mismísimo Stan Lee denominó a los cómics con el término de pop-art. Cedo la palabra a Rodríguez Yague que lo explica mucho mejor que yo: «Un cambio menor pero interesante tuvo lugar en el número 42 (septiembre 1965) «de Los 4 fantásticos«. «Aparentemente, Marvel ya no estaba produciendo comic-books. De acuerdo con sus logos de portada, sus revistas eran ahora producciones pop-art. Era un concepto en el que Lee perseveraría tan solo cuatro meses.

Estrictamente hablando, Stan interpretó mal la idea. Puesto que el artista Roy Lichtenstein había situado en sus cuadros la estética del cómic en un nuevo contexto, el del Arte con mayúsculas y dado que su trabajo había sido calificado como pop-art, Stan asumió que los cómics eran también pop-art. Pero no lo eran. Los comic-books eran tan sólo uno de los vehículos de la cultura de masas que fue incorporado por algunos artistas de los sesenta a su trabajo con el objeto de enfatizar lo banal, insulso y de escasa calidad que era la estética dominante en la sociedad. Aún así, la iniciativa de Stan sirvió para demostrar que Marvel estaba dispuesta a cambiar con los tiempos, expandirse, progresar y experimentar». Shalam

في الحرب ، القوة والاحتيال هما الفضيلتان الأساسيتان

En la guerra, la fuerza y el fraude son las dos virtudes fundamentales

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen:…..me voy con los fauves franceses ……los que decidieron colorear los troncos de los arboles a tramos azules, blancos o rojos puros……y cualquier linea a tramos (meto la mano en la caja y coloreo con el que salga)……..cualquier objeto o accion se convierte en metal……..
    2ºimagen:……el principio fotografico del grano……..zoom a todo pasto…….y puff-puff (travis-taxi driver)

    • Yo veo ahí un poster de una habitación en la que se se despierta el joven Fox de Regreso al futuro. O una estantería en donde esas figuras se agrupan convertidas en juguetes. En cuanto a la segunda, me imagino a luke skywalker en una nave diciéndolo a Han Solo : «Vamos Han, Salvemos la República».

Deja un deseo