Corrales

2

Es curioso. Hace dos semanas no cesaba de escribir en averíadepollos como de costumbre. Pero una mañana, me vi obligado a realizar un pequeño viaje a una ciudad cercana y, cuando volví a casa, intenté escribir la entrada que tenía preparada para ese día y no pude. Una fuerza invisible tiró de mí y me arrojó sobre la cama. Como anunciándome que necesitaba descansar un poco. Volví a intentarlo el día después, pero no más llevaba escritas dos o tres frases y caí de nuevo exhausto en la cama. Como si alguien me estuviera susurrando al oído lo importante que es descansar de tanto en tanto. O, mejor aún, me estuviera obligando a ello.

Desde entonces, no he vuelto a intentar escribir. Me he dedicado a leer, pasear, contemplar varios documentales y filmes y poco más. Disfrutando de este breve silencio. Amo tanto el arte que me gustaría realizar dos, tres, infinitos averías diarios.  Pero tanto el cerebro como el cuerpo necesitan una pequeña pausa de tanto en tanto. La mía -quiero aclarar- ha sido completamente involuntaria. Soy tan feliz escribiendo en esta alfombra mágica que la palabra vacaciones ha perdido gran parte de su tradicional sentido para mí. Pero todo tiene un límite.

Si he de ser sincero, todavía hoy me cuesta moverme. Escribir me supone un esfuerzo mucho mayor de lo habitual. Pero entiendo que ya va siendo hora de continuar esta aventura. Por lo que si todo sigue las pautas indicadas, mañana regresaré con un texto sobre cualquiera de los artistas que amo. Las personas fallan, pero las obras de arte no suelen hacerlo. Siempre están ahí acompañándonos cuando sufrimos una pérdida, nos sentimos solos o casi todo parece derrumbarse. Así que confío en no fallarles yo tampoco. Poder hablar de ellas diariamente y con absoluta libertad es posiblemente la mayor prueba que tengo (además del amor de Susana) de que la vida tiene sentido y de que puedo considerarme dichoso por encontrarme aún aquí. Por lo que ahí voy de nuevo.

Avería, así está escrito, ha de continuar su camino precisamente porque el mundo cada vez se parece más a un corral donde prima el beneficio y el ego y la mayoría de seres humanos somos similares a cobayas. Shalam

لا توجد عقبات مستحيلة. فقط الإرادة القوية والضعيفة

No hay obstáculos imposibles; sólo voluntades fuertes y débiles

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen:….gallina ojo de tigre»……pelirroja como sussy spacek……..
    2ºimagen:…las «tres gracias»…a) albina….b) la de la guinea….c) y la pelirroja como el caballo de john wayne…jajajjj
    PD:…..este domingo iba a ser el limite para enviarte un whatsapps ….estaba preocupado, lo peor una enfermedad, lo mejor un viaje o simplemente un descanso involuntario-voluntario(el mar, los baños, los paseos aunque con mucha gente o te habrias ido con el monje vietnamita?….. sonrisa)…….
    PD2:….jorge oteiza ultimamente decia que una palabra o grupo de palabras era suficiente para ir con sus estructuras a todos los grados posibles….vaya tio, el payo, ….sonrisa…..
    PD3:…»esa gallina sobrevuela el peligro»….»vas por ahi sin prestar atencion y cae sobre ti una maldicion….en las piscinas privadas las chicas desnudan sus cuerpos al sol»…….
    https://www.youtube.com/watch?v=oxI4V-Rk0OY……radio futura-live «la edad de oro»-paloma chamorro-escuela de calor………..

    • Alejandro Hermosilla on

      1) Muchas gallinas parecen embrujadas o contemplar espíritus. Esta es una de ellas. 2) Los tres mosqueteros o tres baqueros antes de cruzarse con alguien peligroso en un pueblo del Oeste. Van a la taberna donde hay lío. PD: normalmente, cuando no voy a escribir por una semana o más, suelo anunciarlo en averíadepollos. El problema es que me levantaba todos los días pensando en escribir y no me sentía con fuerzas. Al no ser voluntario no puse nada. Y luego quería seguir escribiendo pero no me salía porque digo.. no he dicho nada. Y fueron pasando unos pocos días que creo necesitaba para tomar un pequeño respiro. No más que eso necesitaba. ¿El monje vietnamita? PD2: recuerdo un viaje al País Vasco donde fui a la casa taller de Oteiza. Fascinante. PD3: Canción maravillosa. Mítica. Y esa actuación de Radio Futura en lo de Chamorro más mítica todavía.

Reply To andresrosiquemoreno Cancel Reply