Deliverance

2

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado en esta ocasión al filme de John Boorman: Deliverance. El cual, como no podía ser de otra manera, recomiendo leer escuchando el famoso tema de Arthur «Guitar Boogie» Smith que aparece en una de las escenas maś celebradas e inquietantes del filme: «Dueling Banjos».

Deliverance

Deliverance es uno de esos filmes que el tiempo convierte en clásicos. Uno de esos que cinéfilos de todo cuño se encargan obstinadamente de recuperar año a año y, en vez de caer lentamente en el olvido, van ocupando un privilegiado lugar en la memoria colectiva. A mi entender, eso se explica por una suma de factores. Uno de ellos un guión en el que no falla prácticamente nada. Algo que, en gran medida, se debe a que James Dickey, el escritor de la novela en la que el filme se basa, colaboró estrechamente con John Boorman en su puesta en escena. Por lo que se respeta en todo momento el espíritu de la obra madre.

De hecho, la leí este fin de semana y juro que apenas hay diferencias entre película y novela. Si acaso en el texto escrito queda más claro el origen burgués de los cuatro protagonistas. Y, en concreto, de Ed Gentry (el personaje interpretado por Jon Voight) que trabaja en una agencia de publicidad no tan alejada, por ejemplo, de la de Mad Men. Pero es de resaltar que las diferencias son mínimas. Lo que contribuye a convertir a Deliverance, el filme, en una obra precisa, exacta, en la que no sobra ni falta un minuto. 

………………………………………….

Deliverance tiene tres escenas de esas que se quedan grabadas para siempre. No se olvidan pasen los años que pasen.

En primer lugar, el inquietante duelo de banjos. Uno de esos momentos que dejan huella. Una improvisación musical que tendría que ser una invitación a una fiesta pero se convierte mágicamente en una anticipación del viaje a los infiernos que se encuentra a punto de producirse. El punteo de los banjos es una borrachera de pánico. Repiquetea y se incrusta en nuestra psique invocando nuestro cerebro reptiliano. Generando confusión y alerta. 

En segundo lugar, la violación sufrida por uno de los excursionistas. Una escena que entiendo que haya provocado todo tipo de traumas en quienes se la encontraran de sopetón en su momento, sobre la que existe toda una rumorología mitológica. Burt Reynolds, por ejemplo, en su biografía incidió en lo difícil que fue rodarla para Ned Beatty. Puesto que su verdugo parecía disfrutar de la situación. Lo que convirtió ese día de rodaje en un esperpéntico carnaval que el calor, la naturaleza y la humedad convirtieron en un pequeño infierno. Lo mejor de la escena es la viciosa naturalidad con la que se desarrolla. No parece real sino que es real. Así estoy seguro de que se hubiera desarrollado en caso de haber ocurrido. Y además, no es completamente explícita. Boorman, siguiendo perfectamente el hilo de la novela, la sitúa en segundo plano. Algo que paradójicamente (¡que aprendan muchos directores actuales!) sobredimensiona el asco que provoca.   

Y, en tercer lugar, la escena en la que la mano de uno de los fallecidos en el río emerge de las aguas. Una icónica secuencia digna de un filme de terror que probablemente sirvió de inspiración, a su vez, para la final de Viernes 13. Y que, en parte, el mismo Boorman rescató en un contexto muy diferente en Excalibur

………………………………………….

Otro factor importante en Deliverance radica en lo bien que recogió el espíritu de los 70. Deliverance se encuentra tan cerca de Taxi Driver, Perros de paja o El cazador como, salvando las inmensas distancias, de Apocalipsis now. Es una de esas películas llena de fisicidad y sudor. Una obra en las que los personajes parecen a punto de estallar en cualquier momento. Obviamente, debido a la situación que experimentan pero también por una especie de fuerza incontenible que habita en su interior contra la que luchan constantemente.

………………………………………….

La atmósfera en Deliverance es esencial. Es tan importante como lo que sucede. La naturaleza en la película de Boorman es también protagonista. Probablemente el actor más imporante. Para ello le benefició también haber rodado años antes Infierno en el Pacífico. Una obra en la que la naturaleza era, a su vez, otro personaje. 

………………………………………….

Deliverance es un filme parecido a un rocoso tema de Tom Waits. Una obra que hubiera gustado a dos escritores tan distintos como Joseph Conrad y Raymond Carver. Es un filme que habla del final del heroísmo. Del comienzo de los juegos virtuales y la llegada de la era de los asesinos seriales. Antes no se buscaban aventuras. Se encontraban. Ahora se generan. Y los asesinos seriales eran posiblemente pistoleros o estaban luchando en Vietnam. Ahora aparecen en cualquier parte. Incluso en la naturaleza. Como si fueran insectos sin moral alguna.

………………………………………….

Creo que la importancia de Deliverance es cada vez mayor porque no sólo se encuentra cercana a los filmes antes descritos. También lo está de, por ejemplo, La matanza de Texas o La noche de los muertos vivientes. De hecho, en gran medida, la diferencia con la película de Hooper o las de George A.Romero radica en el estilo.

Boorman quiere hacer un filme adulto. Una obra seria. Pero, en el fondo, se refiere a lo mismo que ambos directores: a la malformación que se produce en la conciencia norteamericana cuando, tras el fin del hippismo y el viaje a la luna, el desencanto se impone porque ya no hay más horizontes que descubrir. Y de todas partes aparecen seres sin conciencia, horizonte ni proyecto alguno. Parias. Anónimos perdedores producto de la sociedad de consumo y el viejo exilio de Europa. Ciudadanos nostálgicos de la Conquista del Oeste, huérfanos de la historia que reaccionan con rabia y salvajismo a su anonimato. Caníbales sin ley ni ética que consumen carne de hamburguesa con la misma avidez que la humana. Shalam

من الأفضل أن تفقد الشغف بدلاً من أن تفقد الشغف

Es mejor perderse por la pasión que perder la pasión

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen…..diversion en las canoas……
    2ºimagen….parpados sin musculos……..
    3ºimagen……angustia y desesperacion en la cara de jon voigth….
    4ºimagen…..toda una imagen clasica…….(este grupo podria haber sido realizado por el taller de auguste rodin)… ….magnifico el eje y el peso de sus contenidos……
    5ºimagen…. que hacemos con este elemento……observamos que prevalece el centro de las diagonales……sonrisa
    PD:….https://www.youtube.com/watch?v=L5V9nK7-OkM…..creedence clearwater revival…green river…1969…

    • Alejandro Hermosilla on

      1) Fishing with John. El mágico programa de tv de John Lurie. Aquí me recuerda al capítulo con Tom Waits. 2) Es más dura esta imagen que la de un boxeador. Transmite con claridad lo dura que es la vida. De hecho, la persona que la protagoniza no tuvo una vida fácil. Entre gasolineras y tiendas. En la instantánea lo preludia. 3) Huyendo del Monstruo del Lago Ness. 4) La pasión crística. Todos desnudos. Un filme porno gay. Derek Jarman. 5) Continuación de la película de Jarman en la que recrea en la selva la pasión crística dentro de un entorno de peli gay de aventuras. PD: excelente vídeo que pega perfectamente con la película. Aunque yo pondría una banda sonora de Tom Waits.

Deja un comentario