La nueva Atlantida

4

Es curioso. He tenido que releer en varias ocasiones La nueva Atlántida para darme cuenta de que es una obra que se ocupa, entre otros temas, de adelantos científicos. En realidad, yo he leído siempre el libro de Bacon como una novela de misterio. Eso sí, muy sui generis. Ante todo, porque los enigmáticos personajes que pueblan Bensalem en vez de ocultar información sobre sus costumbres e historia, la dan a conocer. Sin embargo, a pesar de desvelar todo tipo de rituales, normas, leyes y formas estrictas de comportamiento, el enigma permanece. Casi que se multiplica. Probablemente porque en la modernidad desconfiamos tal vez más de quienes hablan con franqueza y sinceridad que de quienes callan. Aunque yo creo que lo que ocurre es que ni nos fiamos de nosotros mismos ni de los demás. De nadie. Así que tanto los secretos que uno de los integrantes de la Casa de Salomón desvela como los que van dejando entrever el gobernador y el monje contribuyen, en contra de lo que pudiera pensarse, a crear un ambiente más onírico. A desconcertar más que a clarificar.

De hecho, el relato sobre la organización y forma de vida de aquel paraje creo que es uno de los antecedentes claros del antropológico que más tarde acostumbrarán a realizar múltiples novelistas de ciencia ficción sobre sociedades y organizaciones futuristas descritas en sus libros. Ya que, al fin y al cabo, La nueva atlántida es una utopía científicista a la que basta con empujar levemente hacia el lado preciso para que permita vislumbrar los anhelos esteticistas y de control de muchos de esos temibles estados totalitarios imaginarios que reinaron en la literatura distópica del siglo XX.

………………………………………………

Dicho esto, creo que a la sensación de misterio del texto contribuye también decisivamente el hecho de que el manuscrito de Bacon se encuentra inacabado. A veces pienso que o bien fue una treta del destino o bien una argucia del filósofo inglés para crear expectación y envolver en una mayor capa de poesía e intriga metafísica su obra. Tal vez muy posiblemente ahí radique gran parte de la fascinación que sigue produciendo este inclasificable libro. Puesto que al encontrarse inconcluso, conecta con la atracción de la modernidad por lo incompleto. Algo que ciertamente, resulta coherente con el tema tratado.

¿Dónde está escrito que debiéramos conocer al dedillo las costumbres de una sociedad vinculada íntimamente con la atlante? Lo lógico es que amplias capas de información se mezclen con iguales dosis de olvido. Y que el dibujo de esa tierra se confunda con el mito, la tragedia, la revelación, la historia judía, los episodios bíblicos o la antropología e historia de América sin terminar de aclararse completamente. Es muy probable que Francis hubiera terminado su proyecto de ocuparse de otra temática. Pero el nombre de la Atlántida irá siempre unido al de lo difuso. Se divisa entre neblinas. Es trágico y bello. Angélico y luciferino. Romántico y clásico. Es un sueño. Y como creo que, en el fondo, Bacon tenía alma de poeta, me complazco en pensar que probablemente prefiriera que fuera el lector quien imaginara el fin de la obra antes que dársela escrita. La Atlántida es uno de esos secretos que nunca serán desvelados. Alguien enamorado de la ciencia como él es lo primero que tuvo que aprender. Que cualquier fenómeno tiene un límite o innumerables límites. Todo proceso avanza resolviendo problemas que generan nuevas incógnitas y desafíos.

……………………………………………… 

Un aspecto que me interesa mucho de La Nueva Atlántida son sus conexiones con múltiples obras del pensamiento occidental. No sólo con la Utopía de Tomás Moro o el Timeo y el Critias de Platón sino con novelas como La isla de Aldous Huxley o series de televisión como Lost.

Creo ciertamente que hay mucho de la atmósfera del libro de Bacon en la famosa producción de la Fox. Hay muchos detalles que hacen pensar en que los creadores tuvieron en mente su florida narración entre todo el inmenso arsenal de influencias literarias que pueden rastrearse en la serie. Puedo imaginar perfectamente a los guionistas trazando templos y personajes parecidos a los de La nueva atlántida; o a los que alguien puede imaginar a partir de su lectura.

En realidad, la isla en la que caían los tripulantes del famoso vuelo 815 de Oceanic poseía ciertas conexiones con Bensalem. Pero en Lost, eso sí, la mayor parte de las personas, incluso las buenas, guardan terribles secretos que no están dispuestos a revelar y son en muchos casos peligrosos y agresivos. Debo reconocer -ya que estoy- que llegó un momento en que dejé de entender de qué iba exactamente Lost. Me perdí completamente. Recuerdo que se producían saltos temporales con la ligereza con la que se venden caramelos en la puerta de los colegios y que había posesiones espirituales, un templo egipcio, una escotilla. También me acuerdo del humo negro. Un maravilloso invento que la primera vez me fascinó pero con el tiempo y las explicaciones gnósticas o teosóficas o qué se yo que se le dieron al personaje que lo encarnaba, me terminó apabullando. Molestando incluso. Sin embargo, la idea de la serie me continúa pareciendo muy buena. Y también los momentos en los que lograba mezclar notablemente a la Biblia, con Flann O’brien y las novelas de aventuras. Pienso además que su aroma a telefilme le beneficiaba bastante. La trivialidad hacía más divertida a Lost. Capaz en sus mejores momentos de combinar con desparpajo y sutileza a Michael Crichton con textos clásicos de la literatura occidental del tipo del de Bacon.

………………………………………..

Hay algo en los libros situados en islas que me fascina. También en aquellos cuyos acontecimientos se desarrollan en el fondo de las aguas. Hice un curso de buceo hace muchos años y no fue una buena experiencia. Pero siempre he creído que bajo el agua se encuentran monstruos lovecraftianos. Y que algún día vería uno o que me cruzaría con un escualo gigantesco en caso de adentrarme en los océanos. El libro de Bacon, en cierto sentido, niega la monstruosidad de la naturaleza pero revela indirectamente la monstruosidad del alma humana. Cuando todo está controlado y ordenado como en Bensalem es porque alguien se ha impuesto. No he podido evitar acordarme de René Girard mientras releía La Nueva Atlántida. ¿A qué inocentes sacrificaron los representantes de la Casa de Salomón para reinar en paz; a quiénes torturaron y expulsaron por rebelarse ante sus designios? De ninguno de ellos se habla o hace mención en el texto, pero es de precisamente de ellos de quienes más me acuerdo conforme leo sobre el equilibrio y la felicidad y prosperidad logradas en Bensalem. Esa tierra sagrada de la que se nos oculta la sangre derramada sobre sus laderas y entrañas. Shalam

الموت هو أقل الشرور

La muerte es el menor de todos los males

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

4 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen:….parece que han encontrado algo a lo que la gravedad terrestre no afecta…….(halo rectangular)….
    muy zappa, halo que se dinamita, halo que se desplaza o halo que ayuda……….
    2ºimagen:….el capitan garfio……..
    3ºimagen:…..acabo de recordar al huevo azul y a la piedra de los 12 angulos que estan en precolombia……
    4ºimagen:…….pienso en el escultor jason decaires taylor y sus «museos submarinos»…..mucho molde e insuficiente idea (de momento)…..museo arqua cartagena…..
    PD:….viva el «trabajo» del «dada»……jajajjjjj

    • 1) ¿En qué ves a Zappa ahí? Veo a unos sobrevivientes del diluvio llegando a tierra. No sólo escapó Noe. Ellos tuvieron tiempo de coger las barcas. 2) Mapa o litografía situado en los palacios de los más significantes nobles renacentistas de la época. 3) La nueva Mesopotamia. 4) No conocía a Jason. Buff. Fascinante. Me ha encantado. Qué maravilla. Candidato a avería. PD: Da-da-oh.la-la da: https://www.youtube.com/watch?v=_Paqe2-BCYM

  2. andresrosiquemoreno on

    ………porque zappa es capaz de hacer que suceda algo en una imagen como esas barcazas en la orilla…….
    ……..en el centro la barcaza en el primer plano de la imagen ves una bola con halo rectangular y sin gravedad, flotando delante del supuesto magnate-jefe de la epoca………a zappa le hubiese gustado explotar la bola y desplazar las barcas a la bañera de la casa de tom&jerry para ayudarles a jugar………
    …….zappa procedia del dada, de la bicicleta que se sienta en un taburete de madera del laboratorio de f&q de los centros educativos y termino diciendo que su musica era como los periodicos, una invencion diaria. …..cojonudo el obladi,……. los brincos llegaron a hacer una declaracion sobre el obladi-oblada que era un tema «relativamente sencillo de hacer» y que ellos podian controlar ese tipo de hit, bueno, jajajjjjjj……….
    ……..cuando escucho a zappa espero cualquier cosa y siempre me gusta………
    https://www.youtube.com/watch?v=L-yZKqTQGGE……..la proto obladi-oblada…jajajjj

    • Sí. Sí Totalmente de acuerdo con tu visión de Zappa y maravilloso el vídeo de Pink Panther. Lo que me interesaba era precisamente eso. Saber por qué y qué veías de Zappa allí. Visto lo que dices, Zappa se puede ver prácticamente todas partes como también Picasso o tantos otros. Se trata simplemente de ponerse en sintonía Zappa. Estaría bien hacer un repaso a todas las fotos de un avería pensando o imaginando qué vería Zappa que si bien es imaginativo al mil también hay momentos que se hace absolutamente incomprensible. Tiene sus puntos vacíos Zappa. Sus brujas. Aunque aun así, siempre es interesante.

Deja un deseo