La cita

4

Dejo a continuación un nuevo avería en el que recojo el encuentro entre Fernando Arrabal y Bruno Galindo que relata este último en su Toma de tierra. El cual recomiendo leer escuchando una de las famosas Gimnopedias de Erik Satie. La tercera. Ahí va.

La cita

Hace unos días hice referencia a Toma de Tierra; un libro biográfico escrito por Bruno Galindo lleno de enjundiosas anécdotas entre las que me parece que destaca como ninguna otra la de su encuentro con Fernando Arrabal que no me resisto a citar casi al completo.

Ahí la dejo: «Javier Díez Ena y yo volvemos a juntarnos, ahora para grabar un disco. Lo grabamos en ordenadores caseros, fundamentalmente en mi casa. Invitamos a colaborar a unos cuantos amigos que se apuntan con entusiasmo: Arnaldo Antunes, Accidents Polipoétics, Hyperpotamus, Dick el Demasiado, Corcobado. También se me ocurre pedirle una participación a Fernando Arrabal. Le escribo y me contesta un correo rimbombante requiriéndome, con pompa y misterio: «Querido, por favor, venga a verme el 18 de julio a las 13:18 al siguiente domicilio en París. Le espero. Su presencia es obligada. No puede fallar».

……………………………………………..

«Llego a mediodía a casa de Arrabal, en Rue Jouffroy d’Abbans, en el barrio 19. En Google Maps la casa aparece geolocalizada. Dice: arrabal. En el telefonillo se lee lo mismo: Arrabal.

Queda un rato para que den las 13:18.

(…) Espero junto a la puerta y cuando es la hora exacta, pulso el botón.

Me abren.

Subo.

Claudine, la compañera del dramaturgo, me abre la puerta, me hace pasar al salón y ahí está él, en medio de una docena de personas, en una mesa larga, igual que en la Última Cena. De hecho sobre sus cabezas puede verse un cuadro de La última cena donde los apóstoles son Beckett, Kundera, Picasso, Dalí, Topor, Jodorowski… ¿Quién hace de Cristo? El propio Arrabal, claro. La cacofonía de imágenes no queda ahí: Arrabal luce una camiseta con su propia cara, y se coloca frente a una enorme estantería donde todos los libros llevan el apellido Arrabal.

Junto a él hay una pequeña pizarra donde se lee:

13:18 L’ouverture.

16:18 Le finale.

Y, entre una hora y la otra, lo que parece una enumeración de temas que se tocarán en el conciliábulo».

«Arrabal pone frente a mí dos botellas de vino: —Una es Topor y la otra no. ¿Cuál elige Vd.? Bebo un poco de la que ha presentado como Topor, y luego cojo un polvorón de una lata que me ofrece el anfitrión.

¿Qué habría pasado si hubiera escogido la otra? Arrabal habla y habla, y también me pregunta sobre mí, y yo le hablo con vergüenza y un polvorón en la boca del disco que preparo. Me responde sacando una colección de cocodrilos de goma e invitándome que nos hagamos unas fotos con ellos. También tiene un montón de pistolas de juguete, ¿jugamos con ellas? Y decenas de relojes. Y tableros de ajedrez, muchos tableros de ajedrez.

Luego se levanta y da un discurso sobre el garrote vil, y hete aquí que en una esquina del salón tiene uno de esos siniestros artilugios con los que el franquismo asesinaba a sus adversarios. El anarquista catalán Salvador Puig Antich fue ejecutado con uno igual. Quizá con este mismo. Llama mi atención un billete de 20 euros que tiene enmarcado y firmado. Me acerco a mirar de quién es el autógrafo y veo que es del mismo Mario Draghi, economista y director vigente del Banco Central Europeo. Es decir, el que firma todos los billete de 20 euros que hay en circulación en esta época».

……………………………………

«La casa de Arrabal es un parque de atracciones; él mismo es una mezcla de montaña rusa, tazas locas y tiro al plato. Luego me da una charla sobre Stalin, en particular sobre su esposa Nadia, cuyo nombre significa nadie.

Llegada la hora, le recuerdo que quiero grabar su voz para el disco Mundo jíbaro numismático y él ¡oh! ¡se disculpa! porque no puede hacerlo ¡necesita publico! No puede hablar si no tiene gente delante. Unos tales Franz Ferdinand le acaban de pedir lo mismo y claro, él no supo qué decirles, pero es que necesita entrar en situación. Pero lo haremos, sin duda. Y ahora son las 16:18, así que adiós. A las 16:19 ya estoy en la calle. A las 20:00 cojo el mismo tren que me ha traído. Amanezco en Madrid con esta cara de tonto». Shalam

الفيل مداعب. ليس القملة

El elefante se deja acariciar. El piojo no

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

4 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen…..tengo dos mensajes para todos:…1ºmi hueco entre los dientes(soy un mentiroso)……jajajjj..2ºpimiento de padron en la boca……..
    2ºimagen…me da igual, te perdono y gano…..
    3ºimagen…..traductor: jái faim je feix bouffer du nain (tengo hambre, pretendo comerme al enano que ha salido de la boca del suelo)…….el arte dentro del arte(un envoltorio)……..
    4ºimagen……esta imagen conduce el pensamiento (en tres planos)….(ejemplo didactico)….a michelangelo pistoletto le encantaria……….
    5ºimagen…..y el fotografo se llama don luis buñuel…..jajajjj….(viridiana-maria isbert)
    PD…..https://www.youtube.com/watch?v=a7ITbD9Tj-U…..nada malanima…senza un perche…(el papa joven)

    • Alejandro Hermosilla on

      1) Soy el Ayatolá del surrealismo. El Cristo dadá. 2) Sólo hay dos imágenes pero deberían ser infinitas para hacerme justicia. 3) Soy más grande que un rock star. La prueba de que el rock es un estado mental. 4) No entiendo por qué a Pistoletto le gustaría. El sueño de Arrabal: Provocar un nuevo 11-S sin muertos. 5) La aspiración de Arrabal no es presidir una cena sino ser la misma cena. PD: la canción es alucinante. Me encanta. Cuando los italianos aciertan con una canción pop, lo hacen de pleno. Al 100.

  2. andresrosiquemoreno on

    ….a pistoletto le gustaria porque uno de sus ultimos proyectos fue la utilizacion del humano y el espejo en el que se refleja…..tambien porque la imagen en concreto conduce el pensamiento(uno de los principios del povera turines)………

Deja un comentario