Curas rurales

0

Una de las consecuencias de la muerte de Dios fue la sustitución de los sacerdotes por psicólogos y profesores. Y la del advenimiento de Internet ha sido la de la destrucción de los secretos. Hemos dejado de confesarnos en las iglesias y despachos médicos para hacerlo en las redes. Con lo cual nuestras amistades virtuales se han convertido en curas. No nos apoyan ni nos denigran. Nos absuelven y nos condenan. Shalam

نميل إلى تذكر ما نريد أن ننسى

Solemos recordar lo que deseamos olvidar

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Deja un deseo