Murder most foul

0

Soy de los que ama Tempest. El último Lp publicado por Bob Dylan con material original. Por lo que llevo escuchando durante varias horas en bucle “Murder most foul”. La canción que Bob Dylan ha entregado durante esta cuarentena. Sinceramente, no había gozado musicalmente de algo tan puro e inspirador desde la publicación de Blackstar y Thanks for dance. Las despedidas de Bowie y Cohen de este mundo. De hecho, creo que es una de las cumbres de su carrera. Una inspiradora coda a su trayectoria que utiliza como excusa el asesinato John Fitzgerald Kennedy para hablar de la América perdida, la ausencia de libertad actual y el poder fúnebre e inspirador de la música. Desde ayer no suena en mi casa más que esta canción surgida para rememorar los viejos tiempos y el rostro de unas cuantas leyendas. Hay quienes se quejan de su duración pero yo desearía que fuera si cabe aún más larga. Dylan canta y por momentos habla como un profeta. Como un fantasma y un colega. Un bardo huidizo. Los arreglos son sencillos. Suaves y volátiles. Parecen los de un cuarteto de cuerda. Pero su constante repetición irradia profundidad. Escuchándola he leído El buscavidas, la novela de Walter Tevis y Drugstore Cowboy, la de James Fogle. Y probablemente hoy también la utilice para sumergirme de pleno en Pregúntale al polvo. Hace tiempo que no leo con música pero me parece que sería un gran error no aprovechar las propiedades evocadoras de esta melodía que en manos de cualquier otro artista resultaría cansina y en las de Dylan suena de manera suntuosa. Como uno de esos poemas beat eternos que en tres o cuatro estrofas capturan el evanescente espíritu de toda una época y de paso logran mitificarla. Shalam

إذا كنت تريد أن تكون كبيرًا في السن لفترة طويلة ،فسنجد قريبًا

Si quieres ser viejo mucho tiempo, hazte viejo pronto

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Deja un deseo