Talkie Walkie

3

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado en esta ocasión al vibrante y magnético álbum de Air: Talkie Walkie. El cual recomiendo leer escuchando uno de sus temas: «Mike Mills».

Talkie Walkie

Talkie Walkie es probablemente el mejor disco de Air. Yo en concreto lo escuché una y otra vez durante una estancia de varios meses en Buenos Aires y lo considero un disco de resaca. Una obra ideal para escuchar después de una noche de fiesta. Puesto que, en cierto sentido, está llena de evanescente tristeza. No celebra tanto el presente sino el pasado que se fue. Es un cruce entre Supertramp y el techno melancólico. Un viaje a la luna en el que los astronautas se encuentran más ansiosos por despedirse del mundo que dejan atrás que por el que van a descubrir.

Talkie Walkie parece haber sido grabado con la mirada puesta en la tecnología de los 70. En los clásicos Lps de Mike Olfield y la ELO. Hay algo en él que es completamente retro. Esa es tal vez su más clara diferencia con su otro gran disco: Moon Safari. Una obra que no miraba tanto al pasado sino al presente, a pesar de estar llena de una melancolía que en el caso de Talkie Walkie resplandece en cada una de las canciones. Hipnóticas flores amarillas compuestas para ser escuchadas durante el atardecer.

En realidad, hay algo hippie en Talkie Walkie. Hay algo en su espíritu que recuerda a los 60. Cuando lo escucho, suelo pensar en un muchacho encerrado en su habitación ojeando con fascinación viejas revistas de la década del flower power.

Talkie Walkie es un disco para escuchar tomando un café. Intentando descender a la realidad tras haber tomado unas cuantas drogas. Es más una obra para reflexionar y aterrizar que para volar, a pesar de que ninguna de sus melodías pone los pies en tierra ni un solo momento. Eso es algo que la hace especial. El hecho de que, por ejemplo, sea una obra con visos de dramatismo pero con un inmenso componente lúdico. Talkie Walkie iguala la alegría con la tristeza. Es un oasis de creatividad. Una obra llena de melodías pegadizas que están hechas para ser tatareadas en soledad, sin casi levantar la voz.

En Talkie Walkie hay minimalismo, lounge, pop sideral, melodías propias de un anuncio de vaqueros, xilofones que relajan y estimulan la mente, psicodelia camuflada por sintetizadores que invocan paisajes estelares y lunares pero, sobre todo, hay libertad. Eso es lo que más me llama la atención del disco. La libertad con la que fue grabado. Al punto de que, si no fuera porque sus diez temas están perfectamente separados, podría pasar por un disco progresivo. Una de esas excursiones cósmicas y vanguardistas que, durante un tiempo, fueron la marca de un grupo como Stereolab.

Probablemente, una de las claves del magnetismo que desprende Talkie Walkie haya que achacárselo al productor Nigel Godrich, aunque yo creo que se debe, sobre todo, al deseo de Nicolas Godin y Jean-Benoit Dunckel de aislarse mientras lo grababan. A que prácticamente todo lo que suena en el álbum salió de sus mentes y manos.

Talkie Walkie es, por tanto, un disco grabado sin prácticamente injerencia externa y eso se nota para bien. De hecho, esa es la garantía de que es un disco completamente personal realizado a bastantes millas de distancia de la industria. Precisamente por eso Talkie Walkie suena a siesta reparadora bajo una palmera, a cigarrillo de marihuana y a sueño lúcido. Es más un libre viaje mental que un disco para bailar. Y, como si se tratara de un libro con sus hojas en blanco, ofrece la posibilidad de dibujar la silueta de un sinfín de mundos imaginarios mientras se lo escucha. Shalam

الموت ليس أكثر من تغيير المهمة

La muerte no es más que un cambio de misión

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

3 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen…izq, dech, al fondo la sintesis….
    2ºimagen….uno interior otro exterior…..
    3ºimagen…..en la ciudad encantada de cuenca….ver oir y callar…..
    4ºimagen….estos son «merengues»…»de su florentineza»….sonrisa….
    PD:https://www.youtube.com/watch?v=zvwndCovEQw….batalla campal de monos en tailandia por falta de comida….

    • Alejandro Hermosilla on

      1) «Einstein on the beach». Adecuada portada porque la música pop de Air siempre ha tenido algo matemático. 2) Sí. Nos gustaban los Smiths de adolescentes. Pero somo más que eso. 3) Air en un decorado de arte y brujería. Por ahí va a aparecer Conan. 4) Air homenajeando al duque blanco, a 2001 odisea del espacio y a la alta nobleza suizo-europea. PD: Vaya. Alucinante el vídeo de los monos. Voy a verlo otra vez. Por aquí escena digna de kubrick protagonizada por león e hienas. https://www.youtube.com/watch?v=a5V6gdu5ih8&ab_channel=BBCEarth

Deja un comentario