Verärgert

3

Dejo a continuación la tercera reseña del libro Los 100 mejores discos del Siglo XX. En este caso, dedicada a Verärgert de Salem. La próxima semana me ocuparé del disco 97 en esta lista: Dharana de Mynta.

Quien desee por cierto saber más del proyecto puede pinchar en el enlace siguiente:                          

http://www.averiadepollos.com/los-100-mejores-discos-del-siglo-xx/   

Y quien quiera leer la reseña anterior puede hacerlo aquí:

http://www.averiadepollos.com/tanze/

Si alguien se anima, asimismo, a leer la reseña con música, le recomiendo hacerlo escuchando este fragmento del Requiem für einen jungen Dichter de Bernd Alois Zimmermann.

                     98. Salem: Verärgert (1973)

A nadie se le escapaba a principios de los 70, la progresiva decadencia y debilidad del imperio germano-nipón. Muy pocos se atrevían a augurar cuándo caería, pero se intuía que su hora no estaba lejos. Una circustancia que provocó, por ejemplo, en Alemania que los ciudadanos disidentes del nazismo comenzaran a viajar a otros países para evitar las feroces represalias del imperio decadente y poder al fin expresarse libremente. 

Muchos de estos emigrantes justificaron su partida ante las autoridades por el consabido tema laboral. Ese fue también el caso de Arno Müller. Un joven profesor asociado al Departamento de música contemporánea de la Universidad de Hamburgo que, tras una ruptura amorosa, logró partir hacia Noruega en octubre de 1970, aprovechando una de las últimas remesas de las famosas becas universitarias impulsadas décadas atrás por Joseph Goebbels con el objetivo de crear y consolidar la mayor élite intelectual y científica conocida hasta entonces.

Arno pronto quedó fascinado del elevado nivel de vida de los noruegos y su mentalidad progresista. En realidad, su apoyo oficial a Hitler no era más que una inteligente estrategia de supervivencia que les había permitido mantener sus costumbres y evitar conflictos a cambio de ceder el control de sus bases militares.

Aquel viaje fue iniciático para Arno. En la Universidad de Oslo halló un sinfin de canales a través de los que desarrollar su creatividad con total libertad. Y, sobre todo encontró cómplices: dos aventajados alumnos, (Garth Jensen y Joakim Bakke) y un colega investigador, (Ivar Dyrud) con los que exploró en noches sin fin los límites de varios novedosos instrumentos -algunos de ellos en proceso de elaboración- en fase de prueba en el laboratorio de la Facultad. 

Lo que ocurre a partir de ese momento es historia de la música moderna.

La complicidad entre los cuatro es tanta que no les basta con las pruebas sino que comienzan a realizar sus propias composiciones. Un año después, (finales de 1972) no sólo se han familiarizado con los nuevos instrumentos de los que han logrado extraer un sonido propio, único y original sino que tienen un puñado de temas producidos por ellos mismos (quince, de los que luego descartarían siete) que deciden comercializar. La Universidad de Oslo les apoya realizando una tirada extensa y negociando con un sello búlgaro, XCV, que introduce su disco en el prolífico mercado eslavo (allí gozarán de un enorme éxito en los circuitos clásicos) y establecerá las conexiones necesarias para llevarlo a España, Israel e Italia. 

Los cuatro músicos están de acuerdo en llamarse Salem; nombre con el que homenajean a la primera Jerusalem; aquella ciudad conocida por su tolerancia y amplitud de miras. El título del disco es sencillo: Verärgert. Una obra realmente difícil de clasificar. Básicamente, porque cada uno de sus temas es distinto al otro. En todos ellos aparecen instrumentos nunca antes escuchados por el gran público cuyo sonido en ocasiones se asemeja al que harían los ángeles en caso de desplazarse con un motor a reacción por el cielo y en otros, a la risa de un tiburón libre. Difícil, sí, difícil de describir este disco. Una subyugante exploración musical submarina, acuática y, por momentos, celeste.

En cualquier caso, sería un error centrar nuestra atención únicamente en las partes instrumentales del disco teniendo en cuenta la importancia que poseen las letras escritas en su mayoría por Arno Müller en las que realiza veladas críticas a la política de su país -siempre a través de metafóras- en medio de evocadoras melodías que por momentos alcanzan exuberantes cotas poéticas. A lo que, sin dudas, ayuda su flexible tono de voz capaz de transmitir tristeza, rabia y desesperación a partes iguales sin interrumpir el desarrollo -por momentos autista- de estas inclasificables melodías.

Verärgert es un disco que abre tantas puertas como cierra. No ha generado muchos seguidores, por ejemplo, debido a que muchos de los instrumentos utilizados relucen hoy en día en los museos o laboratorios musicales y prácticamente no son de uso común en los músicos actuales. Pero, por otra parte, cualquier amante de la música contemporánea se precia de tenerlo en su discoteca particular. Sin ir más lejos, Zissy no se cansa de citarlo en sus entrevistas. Ya que es una obra que, sin dejar de mirar el cielo, describe con clarividencia el desasosiego de tantos seres humanos deseosos de una mutación de la conciencia. 

En definitiva, Verärgert, sí, es una encrucijada. Música de vanguardia antes de la música de vanguardia. Es una obra abstracta que evoca todo tipo de mundos utópicos y que se encuentra más allá de todo suceso histórico y social porque su meta es trascenderlos de la misma forma que, vuelvo a insistir, en su momento, se encontraba situada en un lugar al que muy pocas sinfonías musicales soñabn alcanzar. Seguramente porque sus lánguidos, hipnóticos, extraños y emotivos ritmos y melodías aspiraban secretamente a conquistar ese -para tantos músicos- desconocido lugar llamado eternidad. Logrando huir del horror a través del amor. Del arte. Shalam

الله مرض نتخيل أننا نشفي منه لأنه لم يمت أحد بسببه اليوم

Dios es una enfermedad de la que imaginamos estar curados porque nadie se muere de ella hoy en día

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

3 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen…..acido desoxirribonucleico……….
    2ºimagen…..dos tullidos descojonandose en «sus tullerias»……..
    3ºimagen…..extrañandose que se extriñan……(estan oliendo a mierda)………
    4ºimagen…..gran diseño, mesa para presentar los telediarios…..
    5ºimagen……este colega ha decidido inventar su propia «gramola torno»……(novedad-atontinamiento)
    6ºimagen…..los incas en» la calle de la raspa»……..
    PD……traduzco verärgert y pone «disgustado»…..bien……
    https://www.youtube.com/watch?v=orqoOMhCcis…..»la gran belleza»-sorrentino-2013.escena de la niña pintora….se pondria buena avelina y sus secuaces al ver esto!……..jajajjj

    • Alejandro Hermosilla on

      1) Escena de película buena de Dennis Villeneuve. 2) Me recuerdan a dos políticos valencianos enjuiciados hace años. 3) Siguiendo atentamente un partido en Dormuntd. 4) Aparato clínico. 5) Homenaje al capitán Nemo. Concierto en tono menor con cefiro y dos violiones. El hundimiento. 6) En todas las utopías todo es color y todo está pintado. No hay espacio para el vacío. ¿Son las dictaduras un agradamiento o un aprovechmiento del vacío (o las dos cosas a la vez? PD: Al vídeo de youtube sólo le falta una cosa. Que cuando termine la escena. Aparezca como bien dices Lesper. Y todos a disfrutar (y a vivir o mal vivir) del espectáculo.

      • Alejandro Hermosilla on

        En cuanto Verärget quería poner otra palabra. Me equivoqué por lo que veo. Pero bueno, los títulos son aproximativos. Si se publicase en papel la mayoría seguirian pero otros cambiarían. Creo que el título de este disco cambiaría. Pero de momento, me sirve para avería….

Reply To Alejandro Hermosilla Cancel Reply