La baronesa alemana

0

Dejo a continuación una de las pequeñas piezas de cámara que aparecen repartidas a lo largo de Ruido:

“Hay una negra anciana con las piernas abiertas y la falda bajada leyendo un texto llamado La baronesa alemana en una suntuosa habitación donde se encuentran un piano sin teclas y un incontable número de muñecas descuartizadas. A algunas les brillan los ojos y otras mueven la cabeza insistentemente de un lado a otro y la mayoría se pelean entre sí para lamer el clítoris de la negra anciana que aguarda el contacto ansiosa”. Shalam

الصبْر مِفْتاح الفرج

Buscar el amigo perfecto para quedarse sin amigos

encabezado_averia

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Deja un deseo