La guerra del cerdo (9)

2

Prosigo con mi particular diario –La guerra del cerdo– y dejo a continuación algunas de mis últimas impresiones y experiencias con ese mundo puesto del revés por la pandemia. Creo, eso sí, que esta será la última en mucho tiempo porque debo reconocer que, desde el final del toque de queda, tanto la presión individual como social son menores y las situaciones surrealistas son también muchas menos. Dicho esto, teniendo en cuenta el vertiginoso devenir del mundo, tal vez algún acontecimiento me haga cambiar de opinión en un plazo breve. De ser así, obviamente, retomaría esta actividad. De no ser así, habrá que esperar.

Quien desee por cierto leer la anterior entrada, sólo tiene que pinchar aquí: http://www.averiadepollos.com/biografia/la-guerra-del-cerdo-8/

La guerra del cerdo (9)

Llegó el momento de la verdad. Debo decidir si vacunarme o no en breve puesto que le corresponde ahora el turno a mi franja de edad. Recuerdo que un amigo hace años me dijo que se sabría si yo estaba del lado de la libertad si decidía no hacerlo. Que esa sería mi prueba de la verdad. Aquella por la que sería juzgado hasta el día de muerte. La que dejaría claro quién soy.

………………………………………………….

Compruebo en twitter que estalla una guerra civil entre los antivacunas. Ahora ya no se pelean tanto contra el resto de la sociedad sino entre ellos. Se dividen en dos bandos que se insultan y denigran sin complejos. Se acusan mutuamente de ser disidencia controlada.

¿Qué es lo que ocurre exactamente? Muchos integrantes de la resistencia -así se denominan- aseguran que con las vacunas contra el coronavirus, las élites nos inyectan un microchip o algo parecido. (Tampoco deseo investigar más). Afirman además que contienen grafeno. Lo que provoca que cucharas y tenedores (cualquier utensilio de metal) se peguen a la piel. Algunos suben fotografías de varios médicos argentinos denunciando este hecho en compañía de un abogado. Por contra, la otra mitad de miembros de la resistencia se oponen a esta idea. Eso no significa que estén a favor de vacunarse. No lo están. Pero no admiten que las vacunas contengan grafeno. Lo que provoca un inevitable cisma entre ellos. Viejos camaradas que compartían su lucha contra el sistema, ahora se separan. Algunos lo hacen con tristeza y otros jurando venganza.

………………………………………………….

Uno de los más exaltados defensores de que haya grafeno en las vacunas contra el coronavirus asegura en un vídeo que acaba de salvar la vida de una persona. Un muchacho acaba de escuchar una de sus grabaciones (en ella afirma con absoluta convicción que todos los vacunados pasarán a ser controlados por los estados probablemente por cambios que se producirán en su genoma y que gran parte morirán en breve) y le envía un mensaje privado agradeciéndole haber visto la luz. No se vacunará. Así que podrá seguir respirando.

………………………………………………….

Me llama la atención la siguiente frase que leo en twitter: «Creo que actualmente habría más oposición a la vacuna si fuera para inyectar a perros, gatos o la mascota de turno. Saldrían a la palestra los derechos de los animales en 0,1. Convencido estoy»

………………………………………………….

Durante unas horas, varios individuos de la resistencia antivacuna intentan visibilizar en twitter su oposición al 5G. Al parecer, las vacunas y el 5G son dos elementos que forman parte del un plan global de dominación. En eso -por lo que veo- sí que están de acuerdo ambas facciones de la resistencia. Aquí no hay confrontación.

………………………………………………….

Leo esta mañana en twitter a un miembro de la resistencia preguntarse: «¿Por qué quienes se han vacunado (y supuestamente comienzan a estar inmunizados) son los que con mayor disciplina y rigor colocan los bozales en su rostro? ¿Tiene esto sentido?» Alguien le responde. Pero no es alguien que suela llevar mascarilla sino un representante de la otra facción rebelde. Coloca un fragmento de vídeo en el que un tenedor se pega al hombro de una mujer recién vacunada.  Y termina su contraataque, realizando la siguiente cuestión: «¿Y tú? ¿Serás capaz de explicarme este fenómeno?».

………………………………………………….

El día y la hora señaladas me desplazo al centro de vacunación. No tardo demasiado en ser inoculado. En principio, me siento bien. No descanso más de cinco minutos en la zona reservada para ello. Más tarde, experimento cierta fatiga y un poco de dolor en la zona pinchada. No mucho más. Sigo en principio pensando (mejor o peor; eso ya es otra cuestión) como lo hacía semanas, meses atrás. Continúo leyendo. Escribiendo averías. Escuchando discos. ¿Era esto tan peligroso como lo pintaban los miembros de la resistencia? ¿De verdad era una decisión tan importante?

En breves semanas, me pondré la segunda dosis de la vacuna. Tal vez entonces caiga al suelo o sufra importantes secuelas. Pero, de momento, no las he tenido. Así que camino con ganas por las calles. Y, eso sí, me digo a mí mismo que ojalá que todos los sacrificios colectivos hayan servido para algo y, en un plazo breve, la vida vuelva a ser tal y como la conocíamos anteriormente. Podamos, por ejemplo, pasear al aire libre (una medida por cierto que no apoyo ni comprendo) sin preocuparnos si nuestra mascarilla se encuentra homologada o no lo está. Porque ya no son necesarias.

………………………………………………….

Leo en un texto realizado por John Keel a modo de prólogo de una nueva edición de su célebre Operación Caballo de Troya unas palabras referentes a los recurrentes avistamientos de Ovnis que resuenan en mi cerebro con fuerza. Probablemente porque definen perfectamente lo que ha ocurrido con esta pandemia. Basta cambiar extraterreste por coronavirus: «A medida que este siglo neurótico se acerca a su final, no estamos haciendo frente a una civilización extraterrestre. Nos estamos enfrentando a nosotros mismos». Shalam

الواقع في حد ذاته ملتوي للغاية

La realidad por sí misma es demasiado retorcida

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen:…..mick jagger por cuadriplicado……….(este si que tiene grafeno)……jajajjj
    https://www.youtube.com/watch?v=MN9YLLQl7gE……eazy sleazy……con dave grolh…..x2
    https://www.youtube.com/watch?v=_yZQg2fhhy0……in the white house…..x2
    2ºimagen:..las cola del pan de la revolucion francesa….(papeles de racionamiento)..danton-a.wajda-1983..
    3ºimagen:….. en la ultima sesion de cine, medio vacio……….
    PD:…..https://www.youtube.com/watch?v=45YNiydFcL8…….paris 1794……….(toque de queda)……

    • Alejandro Hermosilla on

      1) Sí. Impresionante el magnetismo. Y. por cierto, sensacional canción la que interpreta con Dave Grohl. La actuación frente a Obama…¡Ufff! También muy buena. Sobre la foto: Lullaby. Vídeo de The Cure. ¡La araña soy yo». 2) Película orwelliana de esas clásicas y de sobremesa: quien entra ahí o no sale o es transformado. Pequeños cambios imperceptibles que revelan lentamente un cambio aterrador. 3) ¿son humanos o computadoras? PD: tengo pendiente ver esta película. Sí.

Deja un comentario