Victoria Eugenia

6

Leyendo Conversaciones con Buñuel de Max Aub, me encuentro con una confesión del cineasta aragonés sobre una de las escenas más luctuosas y perversas de Viridiana que no me resisto a citar por muchos motivos. Entre otros, la sencillez con la que explica el germen de su arte.

Ahí va: «Evidentemente siempre salen, en mis películas, recuerdos de mi niñez o de mi juventud, por lo menos están a la base de muchas de ellas. Por ejemplo, lo del narcótico que don Lope le hace tomar a Viridiana. Todo esto viene de un sueño de mi juventud. Yo estaba enamorado de la reina Victoria Eugenia, como supongo todos los de mi edad, una rubia, extranjera, guapísima. Entonces yo pensaba, antes de dormirme, o durmiéndome, o dormido, quién sabe cómo, que yo le daba un somnífero, y entonces—claro que no estaba el rey—me acostaba con ella. Era una cosa totalmente imposible, yo un joven burgués y ella la reina, es decir, una imposibilidad total de que esto se realizara a pesar de que pensaba en mil triquiñuelas para introducirme en palacio, en el cuarto de la reina, como fuera. En Viridiana me pasó un poco lo mismo, pero al revés: don Lope soy yo y la muchacha es joven. Es decir, que hay otra dificultad, grandes separaciones, ella es monja. Acumulo todos los obstáculos posibles entre una y otro. Don Lope le da el narcótico a Viridiana, pero en el momento mismo de poder acostarse con ella se vuelve atrás, como seguramente yo también lo hacía en mis sueños con la reina». Shalam

الحب بلا خطيئة مثل بيضة بدون ملح

El amor sin pecado es como un huevo sin sal

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

6 comentarios

    • Alejandro Hermosilla on

      1) Cierto. Pero lo he dejado porque ese es el nombre que aparece en el libro. Creo que es un descuido de la memoria de Buñuel y deja maś claro quién era. Por eso lo he dejado. Pero ¿quién sabe? Tal vez sea una errata del libro. 2) Ojos desnudos. Espejo del alma. PD: Ashley beaumont se escapa un poco de mi óptica ahora mismo que estoy escuchando a Alan Parsons y Yes. La escucho en días posteriores con más atención.

  1. andresrosiquemoreno on

    ……pero hombre si esta cancion «shimmy doll» de ashley beamont es solamente la mismisima cancion que usa buñuel en el final de su viridiana…en fin, tu mismo…alan parson y yes!!!!!!!!..(encogimiento de hombros)..sonris

    • Alejandro Hermosilla on

      Bueno. Yo como Buñuel cuanto más se meten con Zeppelin, Kiss o Alan Parsons o Yes más los escucho. O mejor dicho, no los escucho más sino que más disfruto escuchándolos. Pues obviamente sigo mi ruta musical lo más libre y sin prejuicios que me sea posible. Aunque todos los tenemos. Yo el primero. En cuanto a la canción pues, aunque volví a ver Viridiana hace unos meses, no la recordaba ni la conectaba con la película. Simplemente, no era mi momento. Pero, obviamente, encajaba perfectamente con esta entrada.

Deja un comentario