Diesel

2

En la mayoría de las ocasiones, la vida no es simétrica. Pero los seres humanos solemos buscar simetrías por todas partes. Muchas de ellas tienen sentido y otra no. Obviamente, no sé si la mía lo tendrá pero no puedo evitar realizarla. Ahí va.

Diesel

Hay algo en los primeros pasos como entrenador del F.C.Barcelona de Xavi Hernández que me recuerda a sus comienzos como jugador en el club de sus amores. Incluso en la selección española.

Creo que no fui el único que al verlo jugar en dos o tres partidos se dio cuenta que tenía unas cualidades innatas muy destacables. Por ejemplo, la capacidad de pensar con la pelota en los pies o de manejar los tiempos. Entendía cuándo había que acelerar o frenar. Poseía un ordenador en su cabeza que suplía sus carencias físicas. Era de hecho más ágil que corpulento. No necesitaba esconder el balón porque, antes de recibirlo, sabía dónde pasarlo. Parecía, sí, una nueva versión de Guardiola. Pero había que ponerlo a prueba. Y, en principio, a pesar de que respondió siempre con eficacia a lo que se le demandaba, las dudas y el escepticismo se impusieron al optimismo.

Xavi Hernández parecía tan joven como tibio. No respondía al modelo de centrocampista aguerrido que comenzaba a imponerse. Le faltaban centímetros y músculo. Su juego parecía diluirse en pases horizontales estériles. No defendía ni atacaba solventemente. Y a nadie le extrañó que Rijkaard optara por dejarlo en el banquillo durante los primeros partidos en los que dirigió al conjunto blaugrana. No tardó, eso sí, en variar su decisión y darle el mando del centro del campo.

Lo que vino después, ya lo sabemos: Xavi hizo de los terrenos de fútbol, el patio de su casa. Parecía deslizarse con patines o un pequeño motor en las botas. Conducía el balón como los ángeles. Nadie se lo robaba, lo movía siempre con criterio y gracias a ello, imponía una superioridad táctica en el campo que contribuyó decisivamente a las históricas victorias de dos equipos de ensueño: el Barcelona de Guardiola y Luis Enrique y la España de Aragonés y Del Bosque.

Lo cierto es que para llegar a tal grado de excelencia, no bastó únicamente que Xavi madurara. También los técnicos que lo acompañaban tuvieron que tomar las decisiones correctas. Aragonés siempre creyó en él. Pero Rjkaard al menos durante un tiempo dudó. No tanto por su capacidades sino porque el Barcelona en que debutó Xavi estaba, por así decirlo, en obras. Después de la partida de Van Gaal, el equipo se encontraba completamente desorientado. Caminaba sin alma. Y, en esas circunstancias, su fútbol no podía ni brillar ni ser valorado. Algo que comenzó a cambiar desde el momento en que Laporta llegó a la presidencia y comenzó a ordenar el club.

Al contrario de lo ocurrido con Xavi, cuando Guardiola debutó como jugador, todo fueron elogios. Cruyff confesó que era el jugador más inteligente que había visto en un campo en su vida. Un juvenil más delgado que una raspa de pescado capaz de organizar a un equipo de artistas de balón lleno de tremendos egos. La pelota le llegaba y no le duraba un segundo en el pie. La pasaba al momento al espacio correcto. Guardiola defendía como un valladar, corría y, sobre todo, ordenaba y hacía jugar a sus compañeros. El solo se inventó la posición de mediocentro.

En fin, algo insólito que, en cierto sentido, tuvo su correspondencia posterior con sus comienzos como entrenador. Desde el principio (aquellos gloriosos seis títulos), Pep demostró que era un técnico que iba a marcar época. Nada que ver con Xavi. Quien, repito, como jugador fue bastante cuestionado. Había quienes en la misma directiva solicitaban que se fuera del club blaugrana hasta que, de repente, todas las piezas encajaron y pudo al fin sentirse cómodo.

Algo parecido le ocurrió como técnico del Al-Sadd en Catar. Xavi dejó al equipo líder y como una referencia de juego asociativo, pero le costó encontrarle la tuerca. No fue un camino fácil. Hubo una época incluso en la que los aficionados llegaron a pedir su destitucion. Pero a medida que pasaron las semanas, Xavi se fue haciendo con el equipo y hace unos meses, los únicos que se alegraron en Catar de su partida fueron sus rivales directos.

No sé si esta circunstancia se repetirá otra vez durante su estancia en Barcelona como técnico. Pero tengo la impresión de que es algo que puede volver a pasar.

Xavi ha llegado a un equipo en obras, con graves problemas económicos, baja autoestima y en trance de perder su identidad. Ha aterrizado en un momento sumamente crítico. No ha podido realizar una pretemporada en condiciones. Y está claro que es mucho menos explosivo que Guardiola. Es más pausado y tranquilo. Lo que quiere decir que muy posiblemente su mensaje vaya filtrándose y llegando a los jugadores lentamente. Pero lo que tengo claro es que si se le respeta y la directiva le pone los mimbres adecuados, es muy posible que la historia que tuvo como jugador la repita como técnico. Es cuestión de paciencia, fe y trabajo. De comprender que Xavi no es Guardiola. Un bólido explosivo. Xavi es un Diesel. Hay que darle tiempo, carretera y tranquilidad y esperar pacientemente la cosecha. Shalam 

لارتكاب خطأ أي شخص قوي قوي

Para hacer mal cualquiera es poderoso

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen……claridad y determinacion……
    2ºimagen….al ataquerrrr!…uhuhuhhuhhhh(siouxie&banshees)…..
    3ºimagen……observacion directa……….
    4ºimagen……cristobal colon(el almirante de la mar oceana)…..
    5ºimagen…..si quitamos la figura del futbolista(muy director) y los rectangulos blancos y amarillos encontramos el «puntillismo» de seurat…jajajjjj
    6ºimagen…..muy taurina……
    PD……https://www.youtube.com/watch?v=W2XB_vIejQo….orquesta mondragon…el huevo de colon…1992…

    • Alejandro Hermosilla on

      1) Busto romano general Claudio colocado en un museo histórico. 2) Equipo crónica. Foto pop de jugador del Barcelona. 3) Padre-hijo ante los retos de la vida. 4) ¡No está vacunado! ¡No está vacunado! 5) De acuerdo con los puntillos de Seurat. 6) Jamón, jamón y ¡Olé! pd: me ha gustado más esta canción que cuando surgió en su momento. Es curioso. Tengo la impresión de que si se emitiera hoy alguien la censuraría o se escandalizaría.

Reply To Alejandro Hermosilla Cancel Reply