Leones

2

¡La libertad! Menudo asunto. ¿Qué es la libertad? Obvio, no voy a ser yo quien responda a la pregunta. No obstante, me gustaría citar hoy un ejemplo que leí hace poco y me pareció muy ilustrativo sobre lo deseable que es. Un león en un zoológico tiene comida, medicinas y techo asegurado pero no así un león en la selva. Sin embargo, probablemente la mayoría nos identifiquemos antes con el león salvaje que con el enjaulado. De hecho, de niños, la mayoría gozábamos con personajes como el corsario negro, Robin Hood, Sandokan, el Jabato o Tarzán que no eran precisamente mansos y adocenados corderillos que aceptaran el status quo sin cuestionarlo. Así que entiendo perfectamente que, aunque para muchas personas no sea tal vez una cuestión esencial, sí que la libertad, la conquista de la libertad, sea un objetivo irrenunciable para otros.

Quien desee por cierto ahondar en el tema, debe pasar antes o después por el sensacional La servidumbre voluntaria de Etienne de la Boetie. Yo estoy releyéndolo estos días y me está gustando mucho más que la primera vez. No me extraña que Michel de Montaigne se sintiera encandilado con el libro y forjara una amistad profunda con su autor. Un muchacho que a los 18 años razonaba como un adulto. Aquí está por cierto también el germen de Thoreau; de la desobediencia civil. Aunque, obviamente, hay montañas de acontecimientos y matices que separan al pensador francés del norteamericano.

No puedo obviamente terminar el avería sin citar un fragmento del libro. Un pasaje por cierto que me complazco en imaginar siendo leído por don Quijote junto a Sancho a orillas de una pequeña hoguera entre el famoso discurso sobre la Edad de Oro y una de sus habituales loas a los viejos caballeros medievales. Una delicia.

Aquí lo dejo: «Apenas puede creerse la facilidad con que el vasallo olvida el don de la libertad, su apatía para recobrarla y la naturalidad con que se sujeta a la esclavitud, que se diría que no ha perdido su libertad sino ganado su esclavitud. Es cierto que las primeras víctimas del despotismo lo sufren con violencia; pero los que nacen después de ellas, como no han disfrutado de la libertad, ni saben en qué consiste, sirven sin repugnancia y hacen de buena gana lo que sus pasados sólo hicieron a la fuerza. Esto proviene de que naciendo los hombres bajo el yugo, crecen y se desarrollan con él, no miran más adelante y se complacen en vivir como han nacido, sin pensar en otro derecho ni otra felicidad que la que han encontrado, y llegando finalmente a persuadirse de que el estado de su nacimiento es el de su naturaleza. ¡Cosa extraña, cuando por otra parte no hay heredero, por descuidado y pródigo que sea, que no examine alguna vez sus papeles para asegurarse de si disfruta de todos los derechos de su sucesión, o si una mano usurpadora le privó de algunos de ellos a sí o a sus antecesores! Pero tal es la fuerza de la costumbre, que ejerciendo un dominio irresistible sobre todos los actos de nuestra vida, parece que en ninguno ha puesto tanto empeño como en enseñarnos a ser esclavos». Shalam

لا شيء يُخضع الرجال لقسوتهم بقدر البضائع

Nada sujeta tanto a los hombres a su crueldad que los bienes

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen:…..2cosas: la armadura del caballero a manera de piel de dragon, pienso en el «modernismo»…..y la diadema de la colega, pienso en el rapto de europa o en vaya flojeras que estas hecha, tronca!!!!!!,jajajjj
    2ºimagen:…..vaya buena idea!!!!!!!……
    3ºimagen:…..pero sancho, toma «fierabras» y «tintorro» tu tambien ……
    …………buñuel: la libertad es un fantasma………….(sonrisa)…………..

    • 1) Yo pienso en Teseo fuera del laberinto. El laberinto destrozándose y el minotauro apareciendo medio herido, casi muerto, entre las ruinas. 2) me río con lo de ¡Vaya buena idea! No puedo añadir más que jajjajaajja 3) A Buñuel sólo le faltó hacer una película. Una adaptación del Quijote. Pero, bien visto, todo su cine es un post-quijotismo. Vivir en la era post-quijote.

Deja un comentario