La fiesta de la poesía

0

Un día escribiré poesía y ese día me moriré.

Un día escribiré poesía y ese día me moriré.

Un día escribiré poesía y ese día me moriré.

Porque la poesía es un brazo partido que se eleva sobre nuestro cuello hasta estrangularnos. Un rugido de furia lanzado hacia nuestras bocas que se pierde en la tierra como si fuera una araña, y provoca lágrimas de ira al mencionar su nombre. Shalam 

ما حكّ جْلْْْْْدك مثل ظْفرك

 El fuego de la leña verde proporciona más humo que calor

encabezado_averia

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Deja un deseo