Bilis y asado

2

Existen pocas bandas tan crudas, ácidas y extrañas como Royal Trux. Creo que porque Neil Hagerty y Jennifer Herrem eran tan transgresores que más que tocar rock, lo subvertían. Lo hacían saltar por los aires. Se lo comían crudo. No le tenían más respeto que a un balón de fútbol. Era una pasión contra la que chocaban una y otra vez y a la que no se cansaban de golpear. Por eso eran más hijos de puta e imprevisibles que cualquier grupo punk. Respetaban y amaban el rock como nadie porque se meaban en su espíritu continuamente. Si Muddy Waters se les hubiera aparecido en el local de ensayo, no le hubieran hecho ninguna reverencia. Le habrían invitado a tocar sin darle más importancia y lo hubieran insultado de rechazarles un trago. Y si fuera Keith Richards quien lo hubiera hecho, le habrían realizado más preguntas sobre drogas y agujeros en las venas que acerca de su manera de interpretar una u otra tonada.

………………….

Neil había formado parte de Pussy Galore. Grupo que, entre otras lindezas, se había atrevido a versionar el Exile on main street al completo. Después de eso, osar abordar con absoluto descaro un tótem de ese calibre, ya todo es posible. Desde luego, uno no se va a conformar con ajustarse a la tradición. Desea destrozarla y reconstruirla diariamente. Que es lo que hicieron Royal Trux. En sus conciertos no se quemaban ni se rompían guitarras. No era necesario. Lo que ardía era el rock. Fotos de los Stones y los Faces utilizadas para envolver un sandwich de jamón y aceite.

………………….

A mi entender, Jim Jarmusch erró el tiro. De sus filmes se desprende su amor por The White Stripes. Pero si deseaba algo realmente peligroso que llevarse a la boca y cuya sombra creara angustia existencial, debía haberse involucrado con la salvaje y disfuncional pareja que dio a luz a discos tan ralos, carnosos y hambrientos como Veterans of disorder, Accelerator o Thank you. Además, si una influencia sobrevuela todas sus obras es la de The Stooges. Su banda favorita.

…………….

Los miembros de Sonic Youth friparon cuando escucharon Twin infinitives. Dijeron algo así como que parecía un disco realizado por aliens pertenecientes a un planeta en el cual el rock todavía no existía. Desafío a cualquiera que escuche ese disco. Lo mismo le da una embolia o un dolor de cabeza tremendo o queda deslumbrado. No hay término medio, como entiendo que debe ocurrir siempre en el arte. Twin infinitives es un suicidio artístico, un cuelgue de ácido documentado, la incursión en la mente de un psicótico o una genialidad digna de unos Beach Boys oscuros. Admito cualquiera de esas definiciones. Pero no la indiferencia.

……………..

Las composiciones de Royal Trux son una mezcla entre un chute de heroína, el blues, una rebanada de carne, el free jazz de Ornette Coleman, una copa de vino y unas pocas gotas de cualquiera de los alocados discos de Frank Zappa o Captain Beefheart.  Un buen ejemplo de lo que digo es “10 days 12 nights”. Un tema incluido en Sweet sixteen. Un disco en el que se plantearon homenajear a los 70 y lo que hicieron fue desintegrarlos completamente cabalgando sobre guitarras marcianas. Aunque tal vez sea más adecuado para lo que propongo escuchar de golpe “Blue is the Frequency” de Veterans of disorder y encontrarse de bruces con John Coltrane pasado por el filtro del rhythm and blues apocalíptico de fin de siglo.

           ………………………

En realidad, Neil y Jennifer eran vicio puro. Eran una de esas parejas que respiraban amor y odio entre ellas. Si se separaban, se morían y si se unían, todos los muebles saltaban por los aires. Se originaba un terremoto que o bien generaba un disco mutante y esquizofrénico que sabía a rancio alcohol o bien una canción desastrosa que, aún así, respiraba más sexo y actitud que la mejor de muchos de los grupos de su entorno. Era mucho más disarmónica, furiosa y auténtica que la mayoría.

……………..

Neil y Jennifer estaban tan podridos interiormente (durante años ambos fueron adictos a la heroína y al alcohol y Jennifer incluso se convirtió en una bailarina de strip-tease para costearse sus adicciones) y vivían con tanta intensidad, que entiendo que tuvieron que encontrarse instintivamente con el sonido seco y low-fi que caracteriza a muchos de sus discos. Casi por casualidad. No creo de hecho ni que tuvieran que ensayar mucho ni trabajar demasiado en el estudio. Lo llevaban en la sangre y contaminaba la atmósfera y los lugares donde se encontraban. Los acompañaba allí donde iban como una cicatriz. En realidad, su nivel de genialidad y locura era idéntico a su malestar. Sus discos hubieran sido infumables de ser gente equilibrada.

……………….

Sé que suena increíble, pero es real. A principio de los 90, en pleno apogeo del grunge, Virgin Records les firmó un suculento contrato por tres discos. Creían tener a los nuevos Nirvana con ellos. El resultado fue previsible. La compañía les pagó para que no publicaran el tercero y así ahorrarse los gastos de promoción. Obviamente, acabaron separándose al poco tiempo tras parir unas cuantas obras maravillosas y ácidas por igual. No se puede soportar tanta intensidad durante demasiado tiempo si se desea vivir. Hace un año por cierto, regresaron con un digno disco. Aunque lo último que supe de ellos es que se estaban insultando y denigrando en los periódicos. Con otra banda, pensaría que esto no augura nada bueno, pero en este caso no sé qué pensar. Las esperanzas que tengo de que graben otra obra maestra e instantánea pasan más por sus desavenencias que por su cordialidad o armonía. Shalam

لا أحد لديه حياة مثالية

Nadie tiene una vida perfecta

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen:…..una aviadora y un buceador apoyados en el mar de la bandera norteamericana deconstruida por multiplicacion y en medio el dedo medio de los angeles del infierno….la casa telon esta sobreactuada es un dato evidente……….(henry fonda ademas de excelente actor era un gran pintor de casas del far-west)….(“las uvas de la ira”)-1940, se me acaba de ocurrir………
    2ºimagen…..¿como una jugadora de futbol zurda?…….partido perdido………
    3ºimagen:……”la parada de los monstruos”…….1932….
    4ºimagen:….aqui la colega rubia se ha quedado durmiendo…..si juntara las manos se diria que esta rezando como el papa de roma cuando cogio el avion para irse a la playa, pero es que tambien dormia…….
    5ºimagen:……aunque haya una pausa uno se agarra a su guitarra y la otra al microfono (al viento fresco)……

    • Está buena la referencia al far-west y Las uvas de la ira en la primera imagen. vaya también la referencia al fútbol en la segunda. Freaks, freak, freaks, la tercera. La colega rubia como que desearía dormir siempre para olvidarse de la realidad. De todos nosotros, de sí misma.

Deja un deseo