Blixa Bargeld: ese caos sonoro

0

Escalofriante y sublime, así definiría la performance acústico-sonora, Rede/Speech, llevada a cabo por Blixa Bargeld hace más de seis años en Granada. De verdad, una de las mayores experiencias musicales que he vivido jamás en una sala de conciertos (en este caso, un teatro). Un monumento al caos realizado por un artista que fue capaz de transportarnos a todos los presentes a un insólito lugar donde se combinaban ritmos lunáticos y espaciales con la única ayuda de su voz y cuatro pedales a través de los que deconstruyó toda las melodías que se le pusieron delante. Desde las más tradicionales y conocidas como la de Johnny Guitarr hasta otras que parecían salidas de un disco de Gyorgy Lygeti.

Junto a Javier García, tuve por cierto el enorme privilegio de charlar con este marciano del ruido horas antes de su actuación. Y quisiera hoy dejar testimonio de esta entrevista que publiqué tanto en www.festivalesderock.com como en El coloquio de los perros.

 Ahí la dejo:

Realmente, la experiencia —porque de esto se trata, de una auténtica experiencia— de entrevistar a Blixa Bargeld, uno de los líderes de los míticos Einstürzende Neubauten, es de las que dejan huella. Algo lógico teniendo en cuenta que es un auténtico genio de la música experimental y que continúa transitando espacios alejados de todo rumbo o sendero trillado. Blixa Bargeld nos avisó que sólo nos dedicaría 15 minutos y así fue. Con puntualidad alemana, apareció ante nosotros mostrándose amable y solícito a responder nuestras preguntas pero sin dejar en ningún momento de controlar la situación en la que se encontraba. Por nuestra parte, tuvimos cuidado de no preguntarle sobre su relación con Nick Cave o su glorioso pasado para no enojarlo, e intentamos centrarnos en los motivos que le condujeron hace años a la creación de su imprescindible performance Rede/Speech, y otras cuestiones referentes a su actividad en solitario.

JAVIER/ALEJANDRO: Cuéntanos un poco cómo surgió la idea de tu performance Rede/Speech.

BLIXA BARGELD: Yo solía tener invitaciones de festivales de poesía preguntándome si podía hacer alguna lectura, pero veía que esta actividad realmente no me gustaba demasiado. Para otras personas esta experiencia podía ser agradable y disfrutar con ella, pero yo no. No me gustaba para nada el formato clásico de lectura de poemas. Por lo tanto, desarrollé el concepto de una performance que tuviera los mínimos requerimientos técnicos y que me permitía presentarme en esos festivales con una actitud y un espectáculo más acorde con mi personalidad. Esta fue la idea original a partir de la cual comencé a desarrollar mis ideas que, poco a poco, fueron creciendo. En ella podía desarrollar diversas ideas acompañadas de distintos desarrollos e investigaciones sonoras y técnicas que estaba realizando (…) Estaba acostumbrado a girar con Einstürzende Neubaten, que es una banda que siempre necesita de una pesada instrumentación para ir a las salas de conciertos y llenar el escenario con ellos y pensé que necesitaba hacer algo diferente. No quería instrumento alguno conmigo en el escenario para cambiar un poco respecto a lo que hacía con mi banda principal.

A/J: ¿Crees que has llegado a desarrollar un nuevo concepto de lenguaje musical con Rede/Speech? ¿Piensas que la lengua y la música pueden llegar a conjugarse y tener su propio y particular sentido y significado?

BB: Creo que lo que hago en el escenario se encuentra perfilado dentro de lo que sería una tradición trovadoresca. Lo que realizo en esta performance no es realmente ni un concierto ni un recital poético. No es ninguna de estas dos cosas. Por ejemplo, solía titular con distintos títulos a la performance Rede/Speech y así solía tener Rede/Speech 1, Rede/Speech 4,Rede/Speech 6, etc, para conseguir lograr un tipo específico de lo que podríamos llamar entretenimiento científico. Creo que lo que realizo allí tiene más que ver con el entretenimiento. En América, por ejemplo, es algo habitual y recibe el nombre de Industrial stand-up comedy. Yo pienso que hay mucho que hacer en este terreno y no creo que lo que presente sea tanto un concepto de música avant-garde como una auténtica stand-up comedy: una persona presentándose sola con un micrófono con el objetivo de divertir a la audiencia. Teniendo en cuenta que yo soy considerado un músico avant-garde, no quería hacer nada aburrido, sino algo con lo que los asistentes pudieran divertirse. Este era el objetivo: divertir a la audiencia. Sé que la audiencia puede ser especial y puede ser un público exclusivo procedente de diversos campos diferentes a los de la cultura popular, pero yo lo único que quiero hacer es divertirlos. La idea que hay detrás de mi performance se reduce a esto.

A/J: ¿Cómo valoras tu colaboración con distintos artistas como Atom Egoyan?

BB: Tengo que especificarte que nunca he llegado a colaborar con él. Sólo me he encontrado con él una vez en mi vida. Estábamos invitados al mismo lugar en Nueva York y estuvimos charlando, pero esto fue todo. Nunca he trabajado con él. Es como si me preguntaras por Zaha Hadid. También nos reunimos en el mismo lugar que con Egoyan, pero no llegamos a formalizar una verdadera colaboración.

A/J: Bueno, esto se sugería en tu página web. ¿Y con el japonés Nam June Paik? ¿Con él si has llegado a colaborar?

BB: Esto sí que es verdad. Él invitó a Neubaten a colaborar con él en una performance de cuyo nombre no me acuerdo ahora, pero no fue realmente algo importante. Por supuesto, he colaborado con muchos otros artistas, pero no con Zaha Hadid ni Egoyan. De todas maneras, si tuviera que escribir mi biografía no le daría mucha importancia a la colaboración que hice con Nam June Paik. Me gustó la performance y la experiencia fue agradable, pero no fue realmente un punto de eclosión importante en mi biografía o mi background personal.

A/J: Realmente, algo que nos parece muy interesante de ti es que eres un hombre que siempre se está moviendo en torno a diferentes caminos en un mundo donde los límites entre las artes ya no existen. Trabajas en todo tipo de actividades artísticas como la música, el teatro, el cine, la performance, la pintura… ¿Cómo puedes asegurarte una mínima calidad en aquello que realizas?

BB: Debo aclararte que nunca me he dedicado a la pintura. En cuanto a mi ritmo de trabajo debo decirte que yo me casé hace ya casi seis años y desde entonces he disminuido mi actividad a un nivel mucho más bajo de lo que hice anteriormente en que estaba envuelto en múltiples proyectos de todo tipo. En el año 1999 todavía no estaba casado y realicé una actividad incesante: participé en cuatro obras diferentes de teatro, dos películas e innumerables conciertos con dos bandas diferentes, pero desde que me casé he disminuido mucho estas actividades. De vez en cuando, realizo una performance o colaboro con alguien, pero mi interés por múltiples referencias ha disminuido. Intento focalizarme únicamente en un par de proyectos. Uno de ellos, por supuesto, es mi colaboración con Zada Hadid… ¡Jajajajaja! (…) ¿Sabes? En Berlín hay todo un barrio de edificios diseñado por Zada Hadid. Es curioso porque, aunque Zada ganó el premio Pritzker, es difícil encontrar edificios terminados de ella y hay un área completa en el suroeste de Berlín que sí lo están.

A/J: A la hora de hablar de los conceptos sonoros que has desarrollado, de tu concepción artística, se diría que la misma está muy cercana a la de Karlheinz Stockhausen. ¿Hasta qué punto esto es así?

BB: Bueno, yo no sé demasiado acerca de Stockhausen. Sé un poco de su obra, como de muchas otras, pero nunca tuve una educación musical seria en toda regla. Casi todo lo que he aprendido lo he hecho de forma autodidacta, por lo que no puedo decir demasiado acerca de los iconos de la música clásica contemporánea. De todas maneras, si tuviera que decirte quiénes son las personas que más me han influenciado o son importantes para mí en el mismo período de la música contemporánea te diría que prefiero y me ha influenciado mucho más la obra de John Cage que la de Karlheinz Stockhausen, pero tengo que confesarte que no conozco demasiado su obra. Creo que cuando iba a la escuela escuché una de sus obras una vez. Su influencia la he recogido de otras maneras como, por ejemplo, a través de Paul McCartney. Leía hace poco en el Sunday Evening que McCartney grabó el ‘Number Nine’ de Revolution influenciado por la música concreta de Stockhausen. Sin embargo, por citarte algunos referentes, Can o Kraftwerk sí que me interesan bastante y han sido una influencia que he recogido en mis discos desde el principio (…) Es extraño, pero aunque yo soy de Berlín Oeste y debería prestar gran atención a todas las numerosas bandas que hay en mi ciudad, creo que las que más me han influenciado, como Can o Kraftwerk, se encuentran en otros lugares como en Colonia, cuya escena musical electrónica me entusiasma. Realmente, me gusta mucho más la escuela musical techno de Colonia que la de música de rock progresiva de Berlín.

J/A: ¿Piensas que la tecnología está ayudando a desarrollar una nueva concepción musical, otro tipo de sonidos?

BB: Bueno, el sonido en todos los contextos no tiene absolutamente ningún significado o sentido. No se puede decir nada del sonido por más que esté en uno u otro contexto. Por lo tanto, la tecnología no desarrollará nada. Es el contexto en sí y no el sonido lo que siempre hace la diferencia. Pero esta performance en particular existe gracias a piezas particulares tecnológicas. En el escenario sólo utilizo máquinas de loops muy pasadas de moda, muy limitadas y baratas que han sido construidas durante un muy escaso período de tiempo y que son la inspiración y la fórmula para realizar una performance como ésta (…) En estos tiempos tú puedes conseguir todo tipo de máquinas más rápidas y nuevas, tenemos acceso a todo tipo de avances tecnológicos, pero me gusta la limitación a la que estas maquinas antiguas me someten, que sólo sean capaces de hacer una cosa específica. Estas máquinas no tienen memoria y así cada día, cada tarde que presento el espectáculo, tengo que volver a grabar los sonidos en directo de cara al público. Sí. No utilizo ni samples ni tapes con memoria, porque estas máquinas no las poseen. Por supuesto, en los días de hoy podría comprar máquinas similares del mismo período de tiempo que reprodujeran los sonidos pre-grabados, pero esto no me interesa. Me gusta esta limitación, pues me obliga a tener una lista de caminos diferentes para organizarme y organizar la representación (…) Te diría que muchas de estas rutinas que utilizo para componer los sonidos de la performance están realizados en un marco técnico. Por ejemplo, cuando llego al escenario debo recordar que hay un loop aquí, que en el otro lugar está el conector, que para conseguir un sonido concreto que deseo debo tocar ocho veces en este pedal o una en el otro. Manejo el mismo lenguaje con mis técnicos para saber cuál es la función de cada pedal, cómo hemos de manejarnos y, finalmente, hacer una composición (…) Hace dos días en Oslo intenté componer una nueva canción llamada ‘Ninorsk’.

 J/A: ¿‘Ninorsk’?

 BB: Ninorsk es la lengua oficial de la escuela de Oslo. Noruega tiene una historia lingüística muy complicada. Fácilmente puedes encontrar siete lenguajes que se han desarrollado de manera diferente con el tiempo y que han desembocado en las dos lenguas fundamentales: la lengua ninorsk, que es la que se usa normalmente en el lenguaje hablado, frente al bokmål (literalmente lengua de libro), que es la que más se utiliza en el lenguaje escrito, aunque realmente las dos son muy empleadas en diferentes contextos (…) Así, yo interpreté esta nueva composición en ninorsk y los técnicos estaban pendientes de ayudarme con las máquinas de pedales en los loops para que no me equivocara, lo que fue reconfortante (…) Antes me has preguntado por Stockhausen y es cierto que gente como él trabajó mucho con estas máquinas a la hora de realizar sus composiciones. Karlheinz y otros músicos como Ligeti o Kagel realizaron muchos trabajos con estos instrumentos en su estudio de música electrónica de la WDR de Colonia (…) En el estudio hay una gran cantidad de pedales como los que yo utilizo y tapes que no puedes parar, sin cinta magnética, y únicamente puedes detener un punto en concreto del tape… Todo este staff es verdaderamente increíble, pero hay composiciones que sólo puedes grabar en directo y en una ocasión. No se pueden repetir y para ello, para no equivocarse, hay toda una serie de descripciones técnicas de lo que se quiere realizar. Ya sabes, este tape has de situarlo en este momento, el sonido a registrar ha de ser bajo, debes tocar el pedal de esta manera, etc.

J/A: ¿Algún proyecto personal inmediato?

BB: En dos semanas quiero hacer una performance en el Institute Recherche de la Musique Concrète en París, en el que estuvieron Pierre Schaeffer y Pierre Henry y más tarde Bernard Parmegiani, que es el equivalente a lo que fueron los estudios de la WDR de música electrónica en Alemania, que se centrará básicamente en tape compositions. Pero también estoy deseando ir allí para realizar una de mis ideas influenciada por las composiciones cool de Parmegani fuera de los estudios con sonidos naturales. Hay una grabación muy famosa de Parmegiani, Afternoon at the beach, y creo que quiero hacer algo similar, pero únicamente usando mi voz. No quiero hacer una tape composition, sino una composición que esté dentro de la tradición de la música concreta, pero únicamente con mi voz (…) Los responsables del instituto me enviaron todo este tipo de material, una colección de cd´s y, bueno, un aspecto que me gusta de ellos es que están interesados en la investigación, en el desarrollo de todo tipo de divertimento científico. Están buscando nuevas cosas y aspectos en la música.

J/A: ¿Qué es lo que más disfrutas cuando haces una performance?

BB: El que la gente pueda seguir todos los pasos en directo de ella, la realiza conmigo. Pueden seguir mis pensamientos, cómo voy usando los pedales y mezclando las tomas de la música de una manera espontánea. Es divertimento. Ellos pueden colaborar en la comedia (…) Por cierto, esta noche será también la primera vez que traducirán mis palabras al tiempo que realizo la performance. Traducirán los discursos que voy realizando.

J/A: Por último, ¿tienes algún proyecto que realizar con Einstürzende Neubauten tras el tour del 25 aniversario?

BB: Esto fue hace dos años. Queremos comenzar una gira para otoño de 2007 o primavera de 2008. Estamos en proceso de finalizar dos discos. Tenemos todavía un contrato para grabar en nuestra compañía habitual, pero estos dos discos no los vamos a sacar en ella, sino que los vamos a producir nosotros. Mucha gente ha contribuido al éxito de nuestra música y seguro que hoy en la performance habrá muchas personas que han venido a verme por Einstüzende Neubaten. Gracias a ellos podemos autoproducirnos y sacar por nosotros mismos estos dos discos. Los estamos finalizando ahora, después giraremos.

J/A: Gracias por tu tiempo, Blixa.

BB: Igualmente. Fue, realmente, muy divertido conoceros y hablar con vosotros. Shalam

كُنْ ذكورا إذا كُنْت كذوبا

Al amor propio se le hiere, no se le mata

encabezado_averia

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Deja un deseo