Money

0

Como afirmaba hace varios días, mis textos de política son sin dudas los peores escritos en Avería. Avería, supongo, debería ser un templo artístico y no político. Pero a veces es inevitable escribir sobre esta temática, teniendo en cuenta lo que influye en nuestra vida. Pues bien, volví a equivocarme y fue Donald Trump quien se impuso en las elecciones norteamericanas. Algo que en realidad me alegra pues prefiero enfrentarme al fascismo frente a frente que no indirectamente. Bajo subterfugios. Aunque, realmente, ¿qué más da? El debate Clinton-Trump aparentemente no existía. Lo demuestra el que personas que votaron a Rajoy o Albert Rivera se lamenten del triunfo del candidato republicano. Que votantes de Mauricio Macri se muestren airados por la derrota de Clinton. Y que afiliados del PAN digan estar hoy de luto. Que acólitos del PRI estén llorando por la victoria de Trump. Que antiguos militantes del PSOE se entristezcan por la derrota de Hillary y también las nuevas generaciones comunistas y de abstencionistas, etc. En cualquier caso, en este mundo, hay un solo señor y dios: el dinero. Y de los dos contendientes, el que más tenía y sobre todo, el que más ha sabido generarlo a lo largo de su vida es Trump. Un empresario. Justo lo que el mundo necesita -pensarán muchos norteamericanos- en medio de una crisis económica bestial. ¿Quién sabe si no será este simple análisis el que explique su triunfo? Shalam

اِبْنُ آدَمَ يُرْبَطُ مِنْ لِسَانِهِ وَالثَّوْرَ مِنْ قُرُونِهِ

Los brazos de la fortuna no son largos. Suelen apoyarse en quien más se acerca a ella

encabezado_averia

Regateo.

Mercader

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Deja un deseo