Quemarse o morir

2

He seguido con atención la reciente reconversión de la revista Rockdelux en página web y no sé muy bien qué decir. O más bien, sí. El resultado es decepcionante. No suelo criticar a casi nadie en avería. No es algo que me haga sentir especialmente bien. Así que confío no se entiendan mis palabras como una especie de desquite personal. Es más que nada porque poco encuentro allí de la revista viva e interesante de hace décadas. Si escribo esto es porque hubo meses que me la leía de arriba abajo y presumía en secreto de mi enorme colección de ejemplares. No olvido cuando la leía excitado durante horas escasos minutos después de haberla comprado. Ni tampoco las decenas de grupos que conocí gracias a ella. Entre otros, Surfin’ Bichos, Hüsker Dü o New Order. ¡Casi nada!

Recuerdo que en los 80, por ejemplo, muchos de sus periodistas no dejaban títere con cabeza. Daban cera a todo lo que se movía u olía a acomodado. Desde a Dire Straits o U2 hasta a Simple Minds, The Cure o Bowie. Aquella revista no se casaba con nadie. Muchos de sus textos me enojaban (¡Todavía me estoy recuperando de las bofetadas que le dieron al rotundo primer disco de Tin Machine!) pero era eso precisamente lo que los hacía también adictivos.

No tengo que estar de acuerdo siempre con alguien para leerlo. Más bien al contrario. Tengo que sentir que tiene talento y es real. De hecho, era, supongo, el morbo de no saber qué me iba a encontrar cada mes lo que me hacía comprarla aunque he de confesar que en principio no entendía el léxico de muchos de los artículos (realmente, no me sentiría familiarizado con sus reseñas hasta comenzar mis estudios universitarios)  y debía leer varias veces algunas críticas de discos para vislumbrar qué deseaba decir el redactor.

Entre Popular 1 y Rockdelux no existía para mí competencia. La Popu era mi segunda piel, mi revista de cabecera, el colega con el que salía de copas cada sábado, pero aún así, no dejaba de comprar la revista de Santi Carrillo porque esos tipos siempre lograban sorprenderme. Eran snobs, sí, pero también punks. Tiraban con clase contra todo lo que se movía y no les gustaba. Mostraban sus filias y sus fobias con claridad. Aquella publicación estaba viva. Y no me extrañó en absoluto que liderase la era indie. Puesto que tomaban todo tipo de riesgos e investigaban. Eran culos inquietos. Y, vuelvo a repetirlo, si algo no les gustaba, lo expresaban con rotundidad. Ya podía ser el nuevo disco de Michael Jackson como un concierto de los Stones. Así que entre sus incombustibles inquietudes artísticas y su bilis  pronto se convirtió en un publicación imprescindible. Emocionante y llena de vida. Algo que sin embargo echo en falta en ella desde hace años. De hecho, creo que no existen actualmente muchas diferencias actualmente entre un disco de U2 y la revista. Ahora son lo mismo. Cuando en otros años eran cosas diametralmente opuestas. Radicalmente diferentes.

Ciertamente, cuando entro en su web actualmente no encuentro un solo artículo que desafíe el status quo. La calidad sigue estando allí. Pero la mayoría son políticamente correctos. Casi asépticos. No hay mala uva en casi ninguno. La revista podría pasar por un boletín de tendencias de los seguidores de ciertas ideas políticas. (¡Ojo! ¡No estoy criticando ni esas ni otras ideas políticas sino que la publicación no se mueva un ápice de su credo!) Ya no hay sorpresas allá. Lo que, en cierto modo, explica su deceso en papel durante el 2020.

Al fin y al cabo, si a estos condicionantes le unimos el hecho de que desde hace años las librerías se han llenado de excitantes y estimulantes (por lo general) biografías en las que son los protagonistas en vivo y en directo de la historia del rock y el pop los que nos dan su punto de vista sobre sus discos y los de otros artistas, que Internet se encuentra llena de páginas web (muchas por cierto inspiradas en los años en los que Rockdelux comandó con mano firme el rumbo de la música moderna -sea lo que sea eso- en España) donde se pueden consultar artículos y críticas musicales de diversa índole, la progresiva decadencia creativa del pop, el constante cierre de kioscos de prensa y para rematar, la pandemia, parecen muchas más claras las razones de su apagón aproximadamente un año atrás.

Lo diré más claro. Ni estoy en contra ni a favor de Víctor Lenore pero, a su manera, siento que él mantiene (tal vez a su pesar) mas viva la llama de la vieja Rockdelux que sus abanderados actuales. Puesto que cuando lo leo percibo una persona que expresa mejor o peor lo que siente. Tal vez esté equivocado pero no se calla. Lo que piensa o siente lo dice. Y si tiene que tocar los cojones, los toca aunque le lluevan insultos. Guste más o menos, ahí está el tío. Provocando (conscientemente o no). Ejerciendo su derecho a decir lo que piensa aunque le caiga la del pulpo. Algo que desde hace tiempo echo en falta en la revista.

Ellos lo dijeron, citando a Neil Young vía Kurt Cobain, cuando anunciaron su cierre: «es mejor quemarse que apagarse lentamente». No dudo que vuelvan a sorprenderme en el futuro. Ese sería mi deseo. Pero hubiera preferido recordarlos en mitad del fuego disparando contra todo lo que se movía que transitando el presente con apatía. Como buenamente se puede. Más aún, teniendo en cuenta que era eso precisamente lo que siempre habían criticado de las bandas rockeras que despreciaban. No saber retirarse a tiempo y alargar su leyenda a base de repetitivos golpes de efecto y apretar el piloto automático. Shalam 

ليس لله دين

Dios no tiene religión

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen:…..comercio y comercio, para que todo el mundo ligue…………
    2ºimagen:….bowie: quiero regresar—–bono: yo no—-terence: voy a por michael jackson y no llego…….
    3ºimagen:…..sonido cure, sonido desde la otra habitacion al final del pasillo……..jajajjj….
    4ºimagen:….9×4 es 36……el 34 es el elegido……. y el 35 el mas iberico(«una opera egipcia»-2010)……….
    5ºimagen:…..sustituyendo el humano por un tirachinas el banco estaria lleno de piedras……
    PD:….. los planetas, el grupo que acepto tener su vocalista en 4ºfila….original idea, sonido distintivo, punch,
    https://www.youtube.com/watch?v=88Vy7wh0-O0……romance de juan de osuna……

  2. Alejandro Hermosilla on

    1) Turismo británico. Knopfler haciendo publicidad de Ibiza. Bono intentando llamar la atención. 2) Fotografía especialmente escogida por un grupo feminista para hablar del machismo en el pop. ¡Todo hombres en la portada! 3) El pelo de Robert Smith es similar a la silueta de una araña. 4) Fotografía para exhibir en exposición sobre publicaciones musicales en el siglo XXI. 5) Fotografía de camisa a juego con el verde de los árboles del parque. Un nuevo catálogo de moda para hombres maduros. PD: No sé s es una original idea. Yo vi tres veces a Los planetas. La primera vez era un grupo que yo no soportaba pero los vi y fue algo único. Hubo magia. Las otras dos veces iba con todas las expectativas y no te engaño al decirte que fueron dos de los peores concierto que nunca vi. Aburrimiento es la palabra. Dicho esto, hoy me gustó este tema que me pasaste que pertenece a un disco del que me desconecté totalmente. Recuerdo canciones de su segundo disco, Pop, que me siguen gustando. Amor-odio mi relación con Los planetas. Me gusta mucho su tema Copa de Europa. Aquel gol de Koeman.

Deja un comentario