The Traveller

2

Mantra, la novela de Rodrigo Fresán, fue uno de los libros que leí antes de visitar México por primera vez. Entre otras cosas, Mantra expone la visión idealizada, excéntrica y profunda que un extranjero posee de la capital del país azteca. Así que me pareció una muy buena elección para mis propósitos: comenzar a familiarizarme con un tierra en la que pasaría siete u ocho años de mi vida.

Lo cierto es que hoy, sin ningún motivo especial, he abierto la novela de Fresán y me he encontrado con un breve pasaje que había olvidado completamente. Aquel en el que el narrador rememora el día en el que contempló un episodio de La dimensión desconocida protagonizado por un joven Robert Redford.

En realidad, el capítulo en cuestión (cuyo título es «The Traveller») no existe. Rod Serling nunca lo rodó. Es un fake ideado por Fresán. Pero no me resisto a resumir su argumento en avería. Ojalá alguien con un mínimo de talento intente llevarlo a la pequeña pantalla alguna vez.

Ahí lo dejo: «Un hombre que se descubre enfermo de un mal incurable se distrae y se fuga del espanto de su vida consagrando su pasión y tiempo al estudio del Imperio azteca. El hombre está obsesionado por el tema desde que supo de él por primera vez en el colegio primario. El hombre siempre quiso viajar a México y conocer las ruinas arqueológicas pero su esposa que lo abandonó al saber de su enfermedad -una mujer caprichosa y vulgar-, nunca se lo permitió exigiéndole vacaciones en Atlantic City, en Miami, o en el mejor de los casos, Acapulco. Una mañana, sin entender cómo, el hombre se despierta luego de una noche larga para descubrir que se encuentra en una playa blanca bordeada por el azul intenso de un mar nuevo y el verde perfecto de una selva sin límites. Unos indígenas lo esperan y lo reciben como a un dios. El hombre comprende que lo confunden con el largamente esperado Quetzalcoatl, el dios del Sol, y entonces… y entonces… y entonces…». Shalam

الدقة ليست صحيحة

Exactitud no es verdad

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

2 comentarios

Deja un comentario