Soprotivleniye i gravitatsiya

3

Dejo a continuación la primera reseña del libro Los 100 mejores discos del Siglo XX. Obviamente, en caso de publicarse algún día, la mejoraría (y probablemente la acortaría) un poco más. Puesto que hay algún párrafo que debería ser una nota a pie de página y no encontrarse en el cuerpo principal del texto. Pero creo que por el momento es suficiente. La próxima semana, (o bien el lunes o bien el martes) me ocuparé del disco 99 en esta lista: Tänze de Festliche Truppe.

Quien desee saber más del proyecto puede pinchar en el enlace siguiente: 

http://www.averiadepollos.com/los-100-mejores-discos-del-siglo-xx/

He pensado por cierto si incluir un audio en estos averías sobre discos imaginarios. Y, finalmente, me he decidido por hacerlo. Aunque, obviamente, es imposible encontrar temas que se ajusten a la obra que describo. Por lo que en este caso, colocaré temas aleatorios  que a veces tendrán mucho que ver y otras poco con lo que transmito. Aunque siempre habrá algún tipo de conexión. De momento, dejo a continuación «Negativland» de Neu!. Un viaje nihilista que creo que refleja perfectamente la idea de mundo en descomposición de la que surge el disco de Sark del que me ocupo hoy. 

Ahí va: 

100. Sark: Soprotivleniye i gravitatsiya (1971).

A finales de la decada de los 60, el Imperio germano-nipón se encontraba en crisis. Sus fuerzas se habían debilitado y su ocupación de Francia, Inglaterra o la India era ya meramente testimonial. Las protestas de las multitudes de esos países se sucedían y era consabido en la Cancillería del Tercer Reich el que sus tropas y cargos políticos tendrían que partir antes o después de aquellos territorios, reconociendo su autonomía. Sin embargo, tanto Adolf Hitler como el emperador japonés Itoku se resistían a ello. Ante todo porque, aunque ambos desconfiaban de Stalin, el apoyo de Rusia se mantenía firme. Lo que les garantizaba cierta seguridad.

Por ello, en cuanto el pueblo moscovita, alentado por los vientos de libertad procedentes de París y  los atentados de Roma, se echó a la calle a reivindicar sus derechos, temerosos de que las protestas fueran a más, ambos líderes exigieron mano dura al líder ruso. Quien, en una megalomaniaca decisión que a día de hoy aún cuesta entender, desplegó sus tropas y las de sus aliados por las calles de la capital con la orden de disparar conta todo elemento disidente. Algo que la mayoría de soldados hicieron sin dudar. Como si estuvieran de vuelta en los años rígidos.

Las consecuencias de aquel funesto 17 de julio de 1969 fueron las siguienes: 730 muertos, miles de heridos y una población temerosa, sí, pero también airada, deseosa de sacudirse de una vez el yugo imperial que, en su mayoría, terminaría engrosando (y desbordando) las filas de los dos grandes grupos de resistencia rusos: Maska y Kulak. Organizaciones que no sólo se ocupaban de la lucha armada y política sino que forjaron toda una red de espacios culturales y artísticos que posibilitó la existencia de una bien organizada escena musical cuya eclosión se produjo paradójicamente justo tras la mentada masacre. Considerada con razón por los historiadores Piotr Fórtov y Lev Semiónov uno de los actos más absurdos cometidos por el Imperio antes de su derrota definitiva. Más una muestra de su impotencia que de su poder. 

En fin. Fue en medio de este enrarecido y violento ambiente que cuatro jóvenes muchachos moscovitas y una mujer de procedencia ucraniana decidieron formar un grupo, Sark, como válvula de escape para canalizar su angustia así como sus deseos por contrarrestar la opresiva situación. Y que, tras dos años tocando en salas prohibidas, sótanos y edificios derruidos de media Rusia, apoyados por todo tipo de grupos políticos disidentes, lograron grabar en unos estudios de radio financiados por las tropas rebeldes, un disco imprescindible. Una contundente obra que combina fragilidad, ira, violencia y belleza: Soprotivleniye i gravitatsiya.

Decir que Soprotivleniye i gravitatsiya jugó un papel fundamental en los acontecimientos políticos que hicieron salir de Rusia al régimen germano-nipón parece, en verdad, una afirmación exagerada. Aunque, sin dudas, el disco se anticipó a los mismos. Es un resumen sonoro clarividente de los días históricos de las revueltas. Cada uno de sus rabiosos temas llenos de consignas políticas más o menos explícitas, nos permiten hacernos a la idea perfectamente del ambiente político y social vivido durante aquellos emocionantes años. Aunque, eso sí, debido a la ferrea censura, para poder publicar con total garantía Soprotivleniye i gravitatsiyaSark tuvieron que recurrir a varios trucos.

En primer lugar, ocultar su identidad. El disco venía firmado por músicos afines al régimen. Y, por otra parte, el LP hacía referencia a un libro místico (inexistente en realidad), de honónimo título al disco, escrito por varios sufíes durante un viaje por el país ruso en el siglo XVIII. Por lo tanto, aparentemente, lo único que hacían los componentes de la banda era  homenajear a un texto antiguo. Utilizar en bucle diferentes versículos de un libro sagrado donde se hacían predicciones apocalípticas sobre nuestro mundo y el fin del reinado de los zares y monarcas absolutos del reino occidental. Pero, en realidad, los alcances de la obra de Sark eran más peligrosos. Puesto que cualquiera con los oídos bien abiertos podía relacionar los mensajes sobre el fin del absolutismo con el deseado ocaso del régimen opresor que Stalin apoyaba.

  En cualquier caso, si Soprotivleniye i gravitatsiya ha pasado a la historia se debe tanto a su función política como a su aliento poético. De hecho, es un fresco musical abstracto y metafórico repleto de imágenes capaces de trascender su propia época. En unos pocos versos es capaz de resumir el estado mental y emocional de toda una era. La tristeza, el dolor y la desesperación de varias generaciones de rusos cuya voz había sido sometida.

Ciertamente, hay que destacar la extraordinaria interpretación de los temas de la vocalista Daryna. Capaz de transmitir tanto firmeza como violencia y rebeldía en medio de las más agrias y oscuras composiciones. Cantando a solas con una guitarra o en medio de torbellinos melódicos extraídos de sintetizadores parecidos a mares revueltos que Kuzne Kuznetsov toca como si fueran güijas.

Dicho esto, creo necesario apuntar que, aunque en el disco se utilizan varios sintetizadores, los mismos nunca toman el control de las composiciones sino que se encuentran al servicio de ellas confiriéndoles el tono espectral y misterioso que estas necesitan. Y creo que también es importante aludir al hecho de que el uso y abuso de los samplers a lo largo de todo el disco, no supone tanto una apuesta por la tecnología a cargo de Sark sino una advertencia sobre sus peligros puesto que eran muy conscientes de qeue su abuso podía conllever la posible pérdida de identidad de su pueblo oprimido.

Soprotivleniye i gravitatsiya es una obra atrevida. El bajo de Solovióv suena inquietante y aguerrido. Invoca demonios y peligros. Es un instrumento parecido a un cuchillo. Y las incendiarias guitarras de los hermanos Popov son casi guadañas. Hojas de horca. Son capaces tanto de transmitir sensaciones semejantes a las que viviría un condenado a muerte frente al patíbulo como de invocar cólera y turbación. Infinita violencia. 

Es difícil traducir en palabras todo lo que el disco de Sark insinúa o transmite. Y este es tal vez el mejor elogio que podemos hacer de una obra de arte imperecedera que convirtió la música popular en bastión sagrado. Estallido estético.

Sobre todo, porque Soprotivleniye i gravitatsiya era capaz de sintetizar a partes iguales tanto el horror y la opresión con la que creció toda una generación como su necesidad desatada de superar de una vez por todas esta insostenible situación. Era una calavera rodando en medio de una escalera en llamas. Pura metralla. Shalam

عندما يتوقف الإنسان عن الخلق ، يتوقف عن الوجود

Cuando el hombre cesa de crear, deja de existir

COMPARTE.

Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

3 comentarios

  1. andresrosiquemoreno on

    1ºimagen…..una habitacion llena de ese humo negro…………..
    2ºimagen…..se quita el coche (el fuego no), tambien se quitan la farola de un foco, el edificio de atras, la barra delgada de hierro y la grapa gruesa(miniporteria) …….lo demas se queda igual………………..
    3ºimagen…….carne de banksy……………
    4ºimagen……como en la edad media………..
    5ºimagen……este solo no hace nada…….
    6ºimagen…..adoquines…..fabulosos….fabrica de caramelos…..
    PD..https://www.youtube.com/watch?v=qip5fCve25g…the candy man-willy wonka y la fabrica de chocolate1971
    PD2….https://www.youtube.com/watch?v=rsp35yn411A—-the candy man-sammy davis jr-live1985
    …..apunto en papel:….. (100.- Sark: Soprotivleniye i gravitatsiya -1971)

    • Alejandro Hermosilla on

      1) El humo negro de la isla de Lost llega al mundo real. 2) Fotografía de coche incendiado utilizada por Warhol para realizar una de sus serigrafías. 3) Los pongo a todos de rojo y son los vigilantes de V. 4) Tanque de los Geyperman… los niños gigantes en un universo paralelo a Los viajes de Gulliver. 5) El abuelo . 6) Post-comunismo. Post-mayo del 68. PD: Excelentes las dos interpretacione. «El hombre caramelo» Qué maravilloso nombre surrealista. Por cierto que alguien me habla bien de este músico. Lo escucharé: https://www.youtube.com/watch?v=xgG9wZPnf6k

      • andresrosiquemoreno on

        …..lo miro por encima en wiki, es onda (toco) con prince…..buena pinta, aunque musicalmente no me hace «tilin» de inicio…..conceptual?……..»mononeon»

Deja un comentario